negocio online

Alemán promete condonar deudas en Bluefields

CESAR CÁRDENAS yJUAN IGNACIO [email protected]

BLUEFIELDS y MANAGUA.— El Presidente de Nicaragua Arnoldo Alemán se comprometió con unos 1,800 deudores del Banco Popular de Bluefields a resolver esta semana el problema de los préstamos otorgados a estas personas y que no han podido ser cancelados.

Los deudores enfrentan desde inicio del presente año notificaciones por parte del departamento legal de la institución bancaria para que cancelen sus adeudos.

Francis Mendoza, una de las deudoras del banco, explicó que lo que sucedió fue que en 1997 hubo un desfalco en la sucursal de Bluefields donde salió implicado el gerente de dicha sucursal, Martín Gómez Bravo, quien no reflejó en las arcas del Banco Popular los pagos de las personas que tenían cuentas pendientes.

Los afectados manifestaron que tienen documentos que demuestran que realizaron cancelaciones de sus cuotas.

Sin embargo, el presidente ejecutivo de la entidad, Otoniel Ruiz, dijo que la situación radica en la falta de voluntad de los afectados para cancelar sus deudas, “es dinero que lo pagan los contribuyentes y no podemos dejar de cobrar”.

No obstante, Alemán dijo a una comisión de los deudores, durante su reciente visita a Bluefields, que había la posibilidad de una condonación de los intereses moratorios y el pago de un 10 por ciento de la deuda principal inmediatamente y el resto a pagarse en un plazo de cinco años.

Para ello, orientó al Coordinador del Gobierno Regional de la Región Autónoma del Atlántico Sur (RAAS), Randolph Hodgson, reunirse y analizar técnicamente con cada uno de los deudores su situación, mientras el presidente se reunirá en Manangua con la gerencia general del banco.

ALGUNOS PERDIERON PROPIEDADES

Cándido Montano, aseguró que perdieron su casa por un préstamo de 75,000 córdobas a 18 meses de pago. Aseguran que fueron engañados por Martín Gómez Bravo, quien fungió como gerente de la sucursal.

“Martín me engañó aprovechándose de que no sé leer, me hizo firmar un papel donde supuestamente estaba cancelando parte de la deuda, pero en realidad el documento decía que le habíamos vendido nuestra casa”, indicó.

Gladis Williams, otra de las afectadas y miembro de la comisión de deudores, dijo que solicitó un préstamo de 30,000 córdobas, “cuando llegué me salieron que eran 36,000 (6,000 por gastos de papelería), cancelé 28,000 córdobas pero cuando revisé mi estado de cuentas supuestamente debía 56,000 y como no pagué, subastaron mi casa”, aseguró.  

relaciones clientes