negocio online

Los bancos de semillas comunitarios

LESLIE NICOLAS [email protected]

Algunos agricultores guardan sus ahorros en un banco y cuando necesitan dinero extra, lo sacan. Esta es la forma como trabaja la mayoría de los bancos. Un banco de semillas lo que guarda es semillas, no dinero.

Estas semillas son recolectadas de plantas de cultivos locales y plantas no comunes que son útiles para los agricultores. Las semillas son almacenadas en un banco de semillas comunitario hasta que se necesiten.

El banco puede adoptar diferentes formas. En su aldea, villa o comunidad, el banco puede ser una colección de semillas almacenadas en vasijas u ollas colocadas bajo un cobertizo, o en algunos edificios públicos, como por ejemplo, la clínica de salud. Puede ser una colección de ollas o vasijas de barro enterradas en el suelo del granero de una familia, o también, pueden ser sacos y/o bolsas llenas de semillas colocadas en estantes o anaqueles de la cocina.

Un banco de semillas pertenece a la comunidad, no a un solo agricultor. Si un cultivo falla debido a una sequía, una inundación, plaga de insectos o enfermedades, el suministro extra de semilla del banco será esencial. Los agricultores también pueden usar el banco de semillas, si ellos necesitan semillas de un cultivo específico. Sin embargo, los agricultores deben mantener su propia reserva de semillas, cuando esto sea posible.

Un banco de semillas comunitario necesita tener un dedicado grupo de planificadores y trabajadores.

Se debe seleccionar individuos que tengan voluntad de planificar y trabajar en el proyecto. Estos pueden ser agricultores u otros miembros de la comunidad, tales como ganaderos, gente dedicada a la industria de la madera, boticarios, artesanos y pescadores. Las organizaciones locales también pueden ayudar, pero será toda la comunidad la que tome esta decisión.

La más importante tarea para el grupo es asegurarse que cada uno de los miembros entienda el trabajo que implica organizar el banco y que estén de acuerdo en ayudar a mantenerlo. A algunos miembros del grupo se les pueden asignar tareas específicas. Como la mayoría de los agricultores podrían decir: “Que la recolección, tratamiento y almacenamiento de las semillas se debe hacer durante todo el año”. Por lo que un banco de semillas comunitario requiere dedicación, compromiso y trabajo.

Si la gente está dispuesta a trabajar duro, el próximo paso a seguir es el que los trabajadores decidan qué semillas van a recolectar. Primero, deberán hacer una lista con los nombres de las semillas, incluyendo todos los nombres de los cultivos locales e importantes de la región, las variedades de cultivos poco comunes y de consumo básico general, así como también, los nombres de los árboles y otras plantas usadas como medicina, alimento y combustión. Estas son las semillas que usted querrá recolectar.

Los trabajadores del banco de semillas deben organizar la recolección de semillas cuidadosamente. El grupo de trabajadores del banco deberá contactar a los agricultores para obtener algunas de sus semillas sobrantes.

El grupo de trabajadores debe recordar que primero se deben recolectar suficientes semillas para su propio uso y nunca deben tomar sus semillas sin su permiso.

Con la colaboración de la Red de Radio Rural de los países en desarrollo.  

relaciones clientes