negocio online

Controlan orgánicamente la “palomilla”

  • Trabajan con el proyecto en Estelí y Sébaco
  • Trajeron tres tipos de parasitoides de Taiwan
  • Actualmente se han obtenido “buenos resultados” pues se ha podido capacitar y además que se ha mantenido el parásito vivo en un laboratorio de la UNA y en buen estado

Leslie Nicolás [email protected]

Una nueva forma orgánica de cómo controlar la conocida plaga de la “Palomilla” que ataca el repollo, está siendo estudiada por la Universidad Nacional Agraria (UNA).

La UNA ha venido trabajando desde 1998 en la elaboración de elementos biológicos que ayuden a contrarrestar plagas, como la comúnmente conocida como “Palomilla” que ataca al cultivo del repollo.

Esta plaga es un insecto defoleador (se come las hojas), el que se alimenta de la hoja de repollo y ataca directamente el corazón de la planta, dejándolo como “un colador”, lo que imposibilita luego la venta del producto por el excesivo daño a la planta.

Freddy Miranda, docente investigador de la UNA, explicó que esta plaga se encuentra en todas las zonas en donde se produce repollo, como en el municipio de La Concha en Masaya, en Estelí, Matagalpa y Jinotega.

“Los pequeños productores son los más afectados con esta plaga pues ellos son los que manejan la mayor parte de la producción de repollo en el país”, dijo Miranda.

A la vez el continuo ataque de esta plaga produce un desvalance en el mercado nacional, pues hace poco competitivos a los productores nacionales.

La UNA ha trabajado con otras instituciones en el ámbito regional, con el fin de introducir otros parásitos que son insectos enemigos naturales de esta plaga y que pueden combatirla de forma natural, sin utilizar pesticidas químicos.

Miranda, explica que esto abre la posibilidad de poder combatir a la “Palomilla” sin plaguicidas y permite obtener un producto más sano, pues no se encuentra en contacto con venenos peligrosos.

Para ello se trajo de Taiwan tres clase de insectos o parasitoides a través de los cuales han logrado crear un control biológico. Este consiste en que el parásito traído se alimenta de la “Palomilla”.

Actualmente se han obtenido “buenos resultados” pues se ha podido capacitar y además que se ha mantenido el parásito vivo en un laboratorio de la UNA y en buen estado.

Ya se instaló un laboratorio similar al de Managua en Estelí con productores de este departamento, que están trabajando con productos orgánicos como estos parasitoides.

SE PUEDE INSTALAR CRIADEROS EN LOS CULTIVOS

Con la intención de bajar los costos para los pequeños productores para la adquisición de estos parasitoides se hace necesario capacitarlos para que ellos creen en sus cultivos los criaderos de esto parásitos.

– Se colocan 2,000 avispas por manzana, haciendo tres tratamientos, el primero a los primeros 20 días de trasplante, después de los 40 y el último a los 60 días.

– Cada aplicación puede andar por el orden de los 30 a 40 dólares aproximadamente.

– Sin embargo con el fin de abaratar los costos para los pequeños productores en la utilización de esta tecnología orgánica se ha planteado la creación de criaderos de avispas (parásitos) en los cultivos, directamente en los plantíos de repollo.

– Aunque no hay una cifra acertada todavía con respecto a los costos.

– El próximo paso será hacer más extensivo el proyecto pues actualmente sólo están trabajando con Estelí y Sébaco. Para esto se tendrá que seleccionar a productores que no trabajan con pesticidas.

– En estos dos departamentos han dado a conocer del proyecto a unas 60 familias.

– Actualmente el proyecto se encuentra en la fase de validación y se prevé que a finales de este año ya se tengan listos los resultados finales.  

relaciones clientes