negocio online

Avanza deterioro de cuencas en el istmo

Colaboración Especial de Funpadem

Deforestación, contaminación y sedimentación están entre los principales problemas de 23 de las cuencas más importantes de Centroamérica, entre las que sobresalen la del Río San Juan (Nicaragua – Costa Rica), la del Usumacinta (Guatemala – México) y la del Río Lempa (Guatemala – Honduras -El Salvador).

Este es, precisamente el contexto del Proyecto “Conflicto y Cooperación Ambiental en las Cuencas Internacionales Centroamericanas”.

En esta iniciativa propiciada por la Fundación del Servicio Exterior para la Paz y la Democracia (FUNPADEM), en la que participan la Escuela de Relaciones Internacionales de la Universidad Nacional (Heredia, Costa Rica), la Escuela de Geografía de la Universidad de Costa Rica y la Fundación Kukulkan (Guatemala).

El proyecto se inició en enero de este año con el patrocinio de la Fundación John D. and Catherine T. Mac Arthur, bajo el programa “Global Security and Sustainability”.

El proyecto se extenderá hasta diciembre del 2002, tiempo en el que se desarrollarán talleres binacionales y trinacionales en las cuencas estudiadas, investigaciones y conferencias regionales, entre otras actividades, además de publicaciones periódicas escritas y radiofónicas.

El equipo del proyecto lo componen investigadores de las instituciones y organizaciones que comparten su ejecución.

Este proyecto trabaja en cuencas internacionales, es decir, cuencas que se encuentran ubicadas entre dos o más países y aunque el río principal esté bajo la soberanía de un solo Estado, como sucede con el San Juan (Nicaragua), lo que se haga de un lado del río repercute en el otro.

Esta interdependencia puede convertirse en un elemento precipitador de conflictos, lo que obliga a las naciones centroamericanas a mirar sus recursos naturales desde una perspectiva diferente.

DE PROYECTO A PROGRAMA

Para Funpadem esta iniciativa es un complemento al trabajo que realiza en este campo desde 1997, cuando se inició el proyecto de Cooperación Transfronteriza en Centroamérica con el patrocinio de la Fundación Ford.

Precisamente, con la convicción de que la realidad del istmo exige la integración de esfuerzos en diferentes ámbitos, Funpadem amplió el espectro y desde octubre del 2000 este proyecto se convirtió en el Programa Cooperación Transfronteriza, Ambiente y Conflicto en Centroamérica en donde también está incluida la iniciativa que toca las cuencas internacionales de la región.

Mediante este programa, se impulsará con más fuerza la prevención de conflictos en el istmo, su integración efectiva y la participación de la sociedad civil.

De acuerdo con el director del Programa Regional, Luis Guillermo Solís, el desarrollo del proyecto de Cooperación Transfronteriza ha dejado claro que es necesario un tratamiento programático regional, dividido en varias áreas.

El programa centra sus esfuerzos en dos vías, por una parte la seguridad regional transfronteriza, que incluye la prevención y resolución pacífica de conflictos y la seguridad ciudadana, y la Cooperación transfronteriza, que contempla la investigación sobre estas regiones y el establecimiento de redes tri o bi nacionales de gobiernos locales ubicados en las fronteras.  

relaciones clientes