negocio online

Europa, un mercado ilusorio

  • Mercados nicas limitados en la industrialización

María Antonia López M. [email protected]

El padecimiento de la “vaca loca” en Europa fue aprovechado para crear expectativa entre los ganaderos nacionales acerca de posibles nuevos mercados con una consecuente mejora en los precios.

El Presidente Arnoldo Alemán en un rápido encuentro con representantes gremiales prometió que hasta les pagaría los pasajes para que viajaran Europa a buscar mercados.

No obstante, la situación no es tan simple como parece. Humberto Sánchez, presidente de la Federación de Ganaderos de Nicaragua (Faganic) manifestó: “Nos dijeron que iríamos a Europa, pero después salió el comunicado de prohibición de exportaciones de teneros, como que alguien se quería preparar para que nadie comprara ganado en pie, y cuando se tomara la decisión tener materia prima para los mataderos”.

Señaló que muchos ganaderos no han podido exportar carne a Europa.

René Blandón, del matadero Nuevo Carnic, dijo que Europa es un mercado que se ve apetecido siempre y cuando se entre en la Cuota Hilton, y en eso solamente está Argentina y Uruguay.

“Hemos hecho diferentes ejercicios tratando de penetrar en el mercado de Europa junto con el Ministerio de Fomento, mandamos una muestra y fue difícil que pudiéramos entrar, y después nos salieron con unos precios que eran más bajos que los que actualmente vendemos nuestras carnes en Centroamérica y Estados Unidos”, señaló.

Dijo que lo que realmente sucede es que “de repente sale la noticia y la expectativa del ganadero que ese mercado puede ser bueno y ya el novillo va a entrar. Claro, este es un proceso de más de un año porque se tienen que llenar algunos requisitos para poder dentro de seis meses mandar inspecciones”.

Afirmó que Nicaragua tiene la ventaja “ de que podemos hablar de carnes magras, ecológicas con un nicho de mercado que no es algo inmediato, es un proceso bastante largo, y si logramos entrar a la comunidad económica y nos piden una cantidad de carne que no somos capaces de cumplir, sigue siendo una alternativa como para racionalizar los precios de la carne”.

Gabriel Argüello, también ganadero, sostuvo que “nuestra carne no va a ir al mercado europeo como sueñan o se han imaginado que por la ‘vaca loca’ van a ir, no se va a servir en un plato como carne de primera”.  

relaciones clientes