negocio online

Bolaños promete fin de los megasalarios

Un gobierno honesto y funcionarios sin megasalarios, prometió ayer el candidato del Partido Liberal Constitucionalista (PLC) Enrique Bolaños.

Bolaños promete fin de los megasalarios
  • Precampaña comienza con una aparente toma de distancia del gobierno de Alemán
  • Candidato liberal dice que no tendrá a funcionarios corruptos en su gabinete

Un gobierno honesto y funcionarios sin megasalarios, prometió ayer el candidato del Partido Liberal Constitucionalista (PLC) Enrique Bolaños, durante el prelanzamiento de su campaña electoral, en una aparente toma de distancia de la administración del Presidente Arnoldo Alemán, del que reconoció avances sociales, “pero esto no basta: el pueblo necesita comer y vivir mejor”, comentó.

El candidato del partido oficialista, aseguró que “se asignarán los salarios de todos los funcionarios del Estado sobre bases justas, de acuerdo a la importancia de la función y la realidad del país”.

“Desde el primer día de gobierno, suscribiré con todos los ministros, viceministros y directores de instituciones del Estado, un convenio de austeridad, en el que todos nos comprometamos a practicar una prudencia fiscal, que economice y evite derroches, para ser maximizados en obras de progreso, preferentemente en programas de alivio a la pobreza. El que no gobierna para servir, no sirve para gobernar”, sentenció.

Bolaños dijo que no contratará en su gabinete con funcionarios corruptos. “Todo el que crea o piense que pueda utilizar el servicio público para su propio lucro, no tendrá jamás cabida en mi gobierno”, agregó.

El candidato oficialista que se autodefinió como realista, austero, recto y perseverante, dijo ser la opción del país. “Con estas cualidades, sumadas a toda mis experiencias y conocimientos acumulados, estoy preparado para ser el mejor presidente que Nicaragua pueda tener en el siguiente período”, exclamó.

En cierto momento, pareció guardar distancia del pacto libero-sandinista. “Estos compromisos equivalen a una gran alianza, a un gran pacto si se quiere llamar así, pero esta es una alianza o pacto entre el pueblo y su gobierno y no entre cúpulas políticas”, remarcó.

En clara referencia a Daniel Ortega, comentó: “no necesito cambiarme de camisa, ni enseñar mi crucifijo sobre el pecho, ni decir que he cambiado, para que los inversionistas tengan confianza en mí”.

“No queremos regresar al totalitarismo. No queremos que regrese la guerra, el servicio militar obligatorio, los CDS, las violaciones a los derechos humanos, ni Dirección Nacional Ordene, aunque ahora vengan disfrazados con nuevas máscaras y caretas: camisas blancas y crucifijos al pecho”, dijo.

Bolaños prometió mejorar las relaciones con los Organismos No Gubernamentales (ONG) que han sido tortuosas con la administración Alemán. Para las alcaldías prometió “crear un mecanismo para que el gobierno central aporte hasta la suma igual a la que el municipio recaude, pudiendo así duplicar el ingreso municipal. El porcentaje, de aporte, dependerá del nivel de pobreza y de participación ciudadana”, advirtió.

CUATRO EJES DE GOBIERNO

Bolaños presentó ayer los ejes de su programa de gobierno, que sintetizó en cuatros ejes principales:

Impartiré en las políticas de gobierno, una orientación agresivamente prociudadana, para que la población tome control de su propio destino.

Practicaré una austera y honesta administración, construyendo una plataforma de prudencia fiscal y de integridad, para usar esos ahorros en el combate a la pobreza.

Velaré para que las políticas que se formulen respondan a los intereses nacionales y no a intereses particulares ni partidarios.

Trabajaré duro para convencer a la gran mayoría, para que juntos ayudemos a hacer realidad la visión de que el nica puede llegar a vivir dignamente.

PROMETE VIVIENDAS

Bolaños propuso un programa de autoconstrucción de 100,000 viviendas rurales y 80,000 urbanas para lo cual el gobierno aportará el equivalente al 30 ó 40 por ciento del costo total. Dijo estar consciente de los problemas agrarios, por lo cual se propone facilitar “financiamiento y asistencia técnica, semillas e insumos para 50,000 familias el primer año de gobierno”, programa que dijo, alcanzará a 200,000 familias al final de su probable gobierno.

relaciones clientes