negocio online

Ejército estrena único “barreminas” de Latinoamérica

  • Máquinas donadas por Japón reducirán muertes y lesiones en zapadores

Karla Marenco L. [email protected]

Los habitantes de San Ramón, un pobladito de San Francisco Libre, pronto caminarán en el campo sin el temor de salir volando en pedazos por pisar una mina, una vez que el Ejército de Nicaragua destruya los últimos 1,000 artefactos bélicos con el “barreminas”, una supermáquina mecanizada que recientemente donó el Gobierno de Japón.

El Ejército y el inventor de la máquina, Kiyoshi Amemiya, gerente de la empresa Hitachi, realizaron ayer la primer demostración en un campo de San Francisco Libre, atiborrado de minas antipersonales, en una extensión de cuatro kilómetros.

En el campo minado “El Panchito”, como se conoce a la pista aérea Punta Huete, hasta hace un par de años había unas 4,032 minas antipersonales enterradas en una extensión de 11 kilómetros, pero con técnicas manuales de las Unidades de Desminado lograron eliminar 1,769 minas y otras 1,355 se destruyeron por otras causas.

Con el barredor de minas, en una operación de una hora de trabajo, en una pequeña porción minada, se estima que fueron trituradas unas 200 minas con el brazo mecánico que tiene la máquina.

LO ÚLTIMO EN TECNOLOGÍA

Japón donó dos barredores de minas cuyo costo es de casi un millón de dólares. Es lo último en tecnología para destruir estos artefactos, sin embargo, no es comparable con la cantidad de fábricas que aún producen minas en el mundo.

Amemiya explicó que sólo existen cinco barreminas en el mundo, dos están trabajando en campos minados en Camboya y una en Afganistán, por lo que en Latinoamérica, Nicaragua es el primer país en tener el privilegio de contar con estos aparatos.

Para las autoridades del Ejército el barreminas garantizará que existan menos accidentes con los zapadores que exponen sus vidas en las labores de desminado.

A enero de este año, tres zapadores resultaron lesionados cerca de la pista aérea “El Panchito”, uno de ellos perdió una pierna y los otros dos sufrieron lesiones en la cara. Según el Ejército, de las 23 víctimas reportadas entre del 2000 a junio del 2001, 11 eran militares.

APRENDERÁN A MANEJARLAS

En la demostración con el barreminas estuvieron presentes la viceministra de Defensa, María Auxiliadora Cuadra, y el jefe del Estado Mayor del Ejército, Omar Hallesleven. Ambos coinciden en la necesidad de que Nicaragua reciba al menos 6.6 millones de dólares para culminar el programa de remoción y destrucción de minas en el 2004, de lo contrario no se podrá cumplir con la meta planteada.

El Ejército entrenará a unos 15 efectivos para operar los dos barreminas, y luego emprender un cronograma de trabajo en los campos minados en El Sauce, Wiwilí, Pantasma, El Rama, Rosita, Bonanza, Nueva Segovia, Ocotal, Madriz, Somoto y Cabo Gracias a Dios, entre otros.

INFORME DEL CEI

El Centro de Estudios Internacionales (CEI) señala en el tercer Informe Independiente sobre el desminado en Nicaragua, que se han limpiado 2,206,318 metros cuadrados; se han detonado y destruido 66,715 unidades, la cantidad de minas en bodegas del Ejército es de 66,813 unidades, y aún quedan pendientes 68,928 unidades.

El informe independiente del CEI, además, recomienda fortalecer la Comisión Nacional de Desminado (CND) y asegurar la vigencia y el dinamismo mostrado en los últimos meses por dicha instancia.

Señala también que los candidatos a la Presidencia deben asumir desde ya el compromiso por asegurar la destrucción total de las minas en arsenal antes de septiembre de 2002.

Dicho informe expresa que se requiere avanzar en la formulación de políticas integrales de mediano y largo plazos en materia de asistencia a víctimas de las minas.  

relaciones clientes