negocio online

OEA considera poco probable que haya fraude en Nicaragua

  • Máximo jefe de los observadores continentales confía en el CSE y en el ejército

Arturo GudiñoAFP

MANAGUA.- El jefe de la misión de observadores de la Organización de Estados Americanos (OEA), Santiago Murray, consideró este miércoles como “muy poco probable” un fraude en las elecciones presidenciales del próximo domingo en Nicaragua, pese a los crecientes rumores que circulan en esta capital.

“Yo creo que se han tomado las medidas pertinentes para evitar un fraude. El Consejo Supremo Electoral (CSE) cuenta con todos los elementos técnicos para garantizar la pureza del sufragio y el Ejército está listo para resguardar la democracia”, aseguró Murray en una entrevista con la AFP.

Murray dijo también que en una situación extrema, el presidente Arnoldo Alemán podría emitir un decreto de emergencia, para garantizar el orden en los comicios. Alemán dijo la noche del lunes que él tiene los instrumentos jurídicos necesarios para hacer respetar el resultado de la votación.

Pese a ello, el propio Alemán dijo estar “preocupado” por los crecientes rumores de violencia y denuncias de un eventual fraude que han cruzado los partidos en contienda.

Murray señaló que, por primera vez en la historia de Nicaragua, cerca de 7.000 efectivos del Ejército saldrán a las calles para apoyar a la Policía Nacional en las labores de mantenimiento del orden.

Alrededor de tres millones de nicaragüenses, según el padrón electoral, podrán votar en los comicios del domingo para escoger un nuevo gobierno por un período de cinco años, 90 diputados nacionales y 20 diputados al Parlamento Centroamericano.

La presidencia es disputada por el ex presidente Daniel Ortega, candidato del Frente Sandinista de Liberación Nacional (FSLN, izquierda) y el empresario Enrique Bolaños, del Partido Liberal Constitucionalista (PLC, derecha en el poder).

Ortega buscará retornar al poder 11 años después de que la revolución sandinista (1979-1990) fuera derrotada en las urnas por una coalición encabezada por Violeta Barrios de Chamorro. Bolaños, por su parte, quien fue expropiado durante la revolución, intentará por primer vez ocupar la silla presidencial.

“Hay muchos rumores sobre un fraude y hechos de violencia, pero hasta ahora nosotros no hemos tenido indicios de que eso vaya a ocurrir”, manifestó Murray, encargado de una misión de 70 observadores que desde el pasado mes de mayo monitorean el desarrollo del proceso nicaragüense.

Murray explicó que en el CSE se han efectuado cinco simulacros de transmisión y recepción de datos y que se han ido corrigiendo errores.

El jefe de la misión de observación también hizo un llamado a los dirigentes y simpatizantes de los bandos en contienda a respetar los resultados. “Yo creo que lo importante es aprender a ganar y a perder. Eso es parte de la esencia de la democracia”.

Murray dijo que hacia las 10 de la noche del domingo, la OEA tendrá los resultados de un conteo rápido, pero advirtió que no se harán públicos, sino que serán remitidos al CSE para que ese organismo decida qué hacer con ello.

Quien resulte electo en los comicios del domingo asumirá el gobierno el 10 de enero sucediendo al presidente Arnoldo Alemán.  

relaciones clientes