negocio online

Estiércol de conejos, ¿nuevo abono?

  • Experimento comprueba efectos positivos en la lombricultura

Noelia Sánchez [email protected]

Diferentes estudios realizados por estudiantes y docentes de la Escuela Internacional de Agricultura y Ganadería (EIAG) de Rivas, comprobaron que el estiércol de conejo aumenta la producción del abono producido por las lombrices de tierra.

Esta premisa surgió como resultado de una investigación sobre el uso de diferentes tipos de estiércol para la producción de “lombriabono” (abono orgánico), realizada por los estudiantes de II año de la EIAG.

La investigación estuvo a cargo Mauricio Alas, docente del Alma Mater y duró aproximadamente cinco meses.

Con la investigación se pretendía “comparar el proceso de adaptabilidad y producción de las lombrices de acuerdo al tipo de alimento”. Además, la investigación pretendía identificar el tipo de estiércol más aceptable de acuerdo al aumento poblacional.

Alas comentó que la investigación surgió con la idea de aprovechar los desechos que hay en los diferentes módulos de la EIAG, para que éstos puedan ser aprovechados como materia orgánica en las fincas de los pequeños productores.

MEJOR ASIMILADO

“De los cuatro tipos de estiércoles que utilizamos, el del conejo fue el que mejor asimilaron las lombrices y con el que se producían mayores cantidades de lombriabono, pues es el que demuestra tener menor cantidad de PH (o grado de acidez) y el que mejor se desintegra a la hora de consumirlo”, dijo Alas.

Según este docente, se estima que por lo general el estiércol de bovino tiene un promedio de “convertibilidad de un 65% en lombriabono, sin embargo, con el de conejo hay un proceso de convertibilidad entre un 70 y 80%”.

Para poder llegar a estas conclusiones, los estudiantes utilizaron el estiércol de conejo, cerdo, cabro y vacas; todos fueron suministrados a las lombrices por separados en cuatro criadores que se establecieron.

EL LOMBRIABONO

El lombriabono es un tipo de abono orgánico que producen lombrices de tierras cultivadas para este fin. El abono surge del desecho que expelen las lombrices luego de consumir insumos específicos para este fin, es el caso de estiércol de ganado o forraje.

CUATRO ETAPAS

Este trabajo se desarrolló en cuatro etapas, la primera (durante las dos primeras semanas de investigación) consistió en la adaptabilidad de las lombrices al consumo de diferentes tipos de estiércoles.

El otro paso fue establecer un promedio de alimento para cada grupo, luego se hicieron recuentos poblacionales y finalmente se midieron las cantidades que fueron transformadas de estiércol a lombriabono.

La nota de prensa indica que “si lo que desea el productor es aumentar la población de lombrices, los resultados concluyen que éstas se deben alimentar con estiércol de bovino y si el objetivo es la producción de lombriabono se debe utilizar el de conejo”.

Cabe destacar que esta investigación fue presentada en la III Expociencia y Tecnología que organiza anualmente el Consejo Nacional de Universidades (CNU).  

relaciones clientes