negocio online

Cooperativas agrícolas bastión económico

  • Presentan estudio sobre cooperativas del norte que
    pretende reconocer la
    importancia del sector
    cooperativista

Alina Lorío LiraCORRESPONSAL/[email protected]

Las cooperativas, un sector aparentemente adormecido, carente de apoyo, es sin duda de gran aporte a la economía nacional y lejos de creer que han desaparecido, más bien buscan ahora cómo unirse para mejorar su gestión en la región segoviana.

Organismos como Agrotecnia y Adeso “Las Segovias” con sede en Estelí realizaron en los últimos años un estudio con el apoyo financiero del Ministerio de Cooperación al Desarrollo de los Países Bajos, que arrojó datos inesperados.

En Las Segovias son 479 cooperativas del tipo forestales, apícolas, industriales, multisectoriales, de producción, de servicios múltiples, de ahorro y crédito, de transporte, de crédito y servicios, profesionales, entre otras, distribuidas 148 en Estelí, 189 en Madriz y 125 en Nueva Segovia.

Sin embargo, no todas las cooperativas están activas, ya que hay 298 más o menos legales y de ellas 157 activas, de las cuales en su mayoría son de producción (79), seguida de las de Ahorro y Servicios (28) y después las de Ahorro y Crédito (20), ubicadas sobre todo en San Juan del Río Coco, Jalapa, Dipilto y Quilalí.

Según el estudio, la mayoría de los asociados tienen entre 4 y 10 años de estar organizados. Son cooperativistas en su mayoría pobres, con poco acceso a la tierra y a los servicios básicos, con niveles productivos y de rentabilidad bajos. Más de la mitad de socios y socias apenas ha cursado la primaria

PRIMER PASO: RECONOCERSE

“Es importante que los productores se reconozcan como fuerza social, económica y política en este país y puedan, asimismo, diseñar sus propias estrategias”, resaltó el ingeniero Alfredo Chávez, representante de Adeso “Las Segovias”.

El estudio revela entrevistas con las cooperativas más representativas de la región, tales como la Unión de Cooperativas de Ahorro y Crédito de Palacagüina (UCAC), la Coordinadora de Cooperativas Agrícolas de Jalapa (CCAJ) y la Unión de Cooperativas de Quilalí (UCOQ).

El ingeniero Chávez reveló la inmensa mayoría tiene posesión de las tierras, pero no su documentación legal, lo que significa el más grande problema que tienen actualmente las cooperativas “que debe superarse pronto para acceder a financiamientos de las agencias de cooperación y programas de créditos”.

IMPORTANTES EN LA PRODUCCIÓN AGRÍCOLA

Estadísticas del MAGFOR en Estelí indican que en Las Segovias se siembran más de 105 mil manzanas de maíz, frijoles, sorgo y arroz y se obtienen un millón 657 mil quintales de granos básicos.

En tanto, el estudio de Adeso y Agrotecnia revelan que el 37.05 por ciento del total de manzanas sembradas son de las cooperativas que aportan más o menos el 37.02 por ciento de la producción de granos básicos en la región, así como el 44 por ciento de toda el área destinada para la producción de café.

Las cooperativas agrícolas con más de 18 mil socios tienen ventaja en la producción de frijol, “lo que indica la necesidad de impulsar programas diferenciados por rubros en municipios como Quilalí, Jalapa, Somoto, Jícaro, Ciudad Antigua, Murra, Pueblos Nuevo y San Juan de Limay”, insistió el profesional de Adeso.

Sin embargo, las cooperativas de producción agrícola en Las Segovias comercializan con casas proveedoras de insumos más de 22 millones de córdobas al año, pagan intereses más de 9 millones de córdobas y entre lo que reciben en ingresos y egresos mueven 122 millones de córdobas por ciclo agrícola.

“Estamos hablando de una fuerza económica que puede estabilizar una región del país, una fuerza social que a cualquier político le interesaría”, finalizó diciendo el ingeniero Alfredo Chávez durante el primer encuentro de cooperativas realizado en Ocotal en presencia de diputados, algunos alcaldes y organismos no gubernamentales.  

relaciones clientes