negocio online
  • Comisión de Asuntos Económicos
    de la Asamblea Nacional decide
    proponer la exoneración total de impuestos a la canasta básica
  • Ministro de Fomento considera que es una “irresponsabilidad”, y funcionario de Hacienda estima que pérdidas serán de C$400 millones anuales

María Antonia López M. yMayda Isabel Melé[email protected]

El consenso logrado ayer sobre el dictamen del proyecto de Ley de Ampliación de la base tributaria destaca como punto principal que los 53 productos de la canasta básica sean desgravados, decisión que provocó la reacción inmediata de funcionarios del gobierno.

“Es un acto de irresponsabilidad, pues quedaremos sin un programa con el Fondo Monetario Internacional, toda la estrategia de desarrollo del país se ve afectada, y ahí entra en juego la llegada de inversión y el destino del país”, indicó el ministro de Fomento, Industria y Comercio, Mario Arana.

Wilfredo Navarro, diputado liberal, respondió que la posición de la bancada es “no afectar al pueblo en la canasta básica”, y aseguró que estaban respaldando totalmente la propuesta de los sandinistas para desgravar la totalidad de los productos, “es un compromiso que tenemos con la gente, no nos vamos a prestar a gravar porque estaríamos condenando a la población a morirse de hambre”.

Navarro explicó que lo dicho por el presidente Enrique Bolaños sobre desgravar toda la canasta, y luego de conocer la posición de los funcionarios, quienes dijeron que era dejarla tal como está, “no es un juego de palabras, sino un juego de vida o muerte para la gente que la consume”.

Consideró que la Comisión de Asuntos Económicos no tenía por intención boicotear o frustrar el acuerdo con el FMI, “les dijeron (al gobierno) que habían plazos posibles para ir haciendo ajustes necesarios, pero no aceptaron”.

El diputado sandinista Bayardo Arce Castaño dijo que la desgravación total de la canasta básica es una propuesta de su partido aceptada por los miembros de la Comisión.

PÉRDIDAS MILLONARIAS

Poner una tasa cero a los 53 productos de la canasta básica implicaría que el fisco dejaría de percibir unos 400 millones de córdobas al año, dijo enfático César Napoleón Suazo, Secretario General del Ministerio de Hacienda y Crédito Público, luego de comparecer en un debate promovido por la Cámara Nicaragüense de Comercio (Caconic).

El especialista en Derecho Tributario, Julio Francisco Báez, coincidió que poner tasa cero a los productos de la canasta básica tiene implicancia en las recaudaciones, pues éstas disminuirían, aunque no precisó un monto.

“El que tiene tasa cero vende sin impuestos, pero le devuelven los impuestos en que incurrió al fabricar el bien. Habría que ver los cálculos, porque habría menos recaudación”, dijo.

Por otro lado, Arce indicó que el próximo miércoles presentarán el dictamen en el plenario, y que se incluirán algunas mociones de consenso de última hora sobre alternativas que el gobierno estaría presentando para mejorar el proyecto de ley.

UN VOTO RAZONADO

El diputado liberal y presidente de la Comisión de Asuntos Económicos, Noel Ramírez, declaró que razonará su voto en el dictamen. “En aras de que exista un dictamen único acepté ir con el dictamen de la mayoría, pero razonando mi voto en el sentido de que hay algunas cosas que allí se están proponiendo con las que no estoy de acuerdo”, indicó el ex presidente del Banco Central de Nicaragua.

Señaló que existen algunas reducciones de carácter impositivo que para que realmente beneficien a la población, no se deberían dejar como reducción de impuestos, sino como un gasto específico en el presupuesto estatal.

Julio Francisco Báez indicó que no debe descartarse que la situación se complique tanto que al final no se pueda cumplir con el plazo establecido para el 15 de agosto.

Dijo que el presidente Enrique Bolaños debe estar preparado con un decreto presidencial, para que establezca el orden y fije la meta de los 450 millones de córdobas que se pretenden recaudar con la reforma sin violentar la potestad parlamentario de poner impuestos.

INDUSTRIA GRÁFICA PROTESTA

Carlos Rivera, presidente de la Cámara de Industrias Gráficas de Nicaragua, aseguró que con la reforma tributaria se atenta con estos negocios por dos motivos principales: que de ser completamente exonerados en la introducción de materia prima, repuestos y maquinaria, pasan a pagar IGV sobre sus importaciones.

“Pero lo más grave es que las empresas extranjeras continuarían sin pagar impuestos y vendrían a hacer competencia desleal a las más de 7 mil empresas registradas”.

Aseguró que la industria gráfica ya hacía su aporte a los ingresos nacionales por medio de la retención del Impuesto sobre la Renta (IR) de sus trabajadores, el pago del seguro social y del pago del IR de la propia empresa “en base a las ganancias presuntivas que se hacen todos los meses”.

MÁS ACUERDOS

Otros aspectos acordados ayer fueron que no se grave el cemento cuando se trate de construcciones de carácter social, que no se cercenen las exoneraciones al Ejército y la Policía y que se mantengan las exenciones y exoneraciones a los gobiernos municipales y regionales. También acordaron exonerar de Impuesto General al Valor el consumo de energía hasta por 500 kilowatts/hora, y que los sindicatos no sean afectados en sus exoneraciones.  

relaciones clientes