negocio online

“Puntadas” económicas afectan industria del bordado

Acceso a tecnología es la principal problemática que enfrentan los talleres de bordado industrial Juan Carlos Tijerino/Especial para LA [email protected] El bordado industrial es una actividad económica que se caracteriza por plasmar figuras con relieve en prendas hechas de tela. Esta actividad económica durante los años 80 se caracterizó por gozar de cierta estabilidad económica, […]

“Puntadas” económicas afectan industria del bordado
  • Acceso a tecnología es la principal problemática que enfrentan los talleres de bordado industrial

Juan Carlos Tijerino/Especial para LA [email protected]

El bordado industrial es una actividad económica que se caracteriza por plasmar figuras con relieve en prendas hechas de tela.

Esta actividad económica durante los años 80 se caracterizó por gozar de cierta estabilidad económica, sin embargo, a finales de los años 90, debido al desmejoramiento de la economía nicaragüense y el atraso tecnológico ocurrido durante el gobierno anterior, la actividad ha venido decayendo, señalaron algunos microempresarios.

Silvio Cisneros, gerente de Bordados Don Bosco, una pequeña empresa que fue creada hace ocho años con el objetivo de obtener ingresos para la manutención del Centro Juvenil Don Bosco en Managua, dijo que producto de la crisis económica por la que atraviesa el país son pocas las personas que pueden adquirir productos caros por lo que decidieron bajar las tarifas.

En la capital existe una cantidad considerable de talleres que están haciendo bordados y casi todos han tenido que recurrir a disminuir los precios de sus servicios.

Cisneros dijo que el mercado nacional e internacional respondía a tres factores fundamentales: “la calidad, el buen precio y excelente atención, por ejemplo si vas a comprar una gorra y de entrada te cuesta 100 córdobas dirían que está cara por eso nosotros nos estamos esforzando para que haya precio, calidad adecuada y una excelente atención al cliente”.

HACIA AL EXTERIOR

Bordados Don Bosco está iniciando la exportación de sus productos hacia el mercado europeo con el concepto de mercado justo, es decir, que tratan de obtener el precio acorde a los gastos en los que incurren.

Las primeras exportaciones se hicieron hacia Austria, fueron gorras y camisetas.

Además, están previendo abrir el mercado a nivel de Centroamérica que permite introducir y exportar sin pagar impuestos.

Desde el año pasado hasta la fecha, Bordados Don Bosco ha logrado exportar unas 9,000 piezas y las solicitudes del extranjero aumentan.

En el caso de esta pequeña empresa no se encuentra interesada en trabajar bajo el régimen de zonas francas ya que esta fue creada para obtener ingresos y continuar con la labor que desarrolla el centro.

NO TODOS CON SUERTE

Sin embargo, no todas las pequeñas empresas o talleres tienen la posibilidad de exportar ya que para eso se requiere de dinero para invertir en máquinas y no todos los talleres lo logran, señala apesadumbrado Carlos Avilés gerente de Arte Serigrafía.

“Para eso se necesita comprar máquinas modernas para producir en grandes cantidades y esas máquinas son caras por lo tanto ellos no lo pueden hacer ya que a veces se logra obtener solamente el pago de planillas”.

Los servicios y productos que ofrecen estas pequeñas empresas son bordar logotipos sobre camisetas, gorras, uniformes, chalecos, chaquetas y en ocasiones sobre cuero.

Para el gerente de Creaciones Leo, Fernando Ruiz, los períodos donde se logran más ingresos son en septiembre, diciembre y en algunas ocasiones los períodos de campañas presidencial.

FALTA DE FONDOS

Durante el recorrido por algunos talleres de bordados se nota que en la mayoría de los casos todavía trabajan con máquinas artesanales para colocar logotipos pintados sobre algunos productos.

Cuando algunos talleres logran contratos de bordados éstos contratan a otros para que lo hagan, la razón: es sencilla las máquinas especializadas para bordar son caras.

Según Silvio Cisneros, de Bordados Don Bosco, la razón por la que muchos talleres no tienen máquinas modernas se debe al precio “pues son muy caras, cada máquina que hay aquí (Bordados Don Bosco) cuesta aproximadamente 50,000 mil dólares, esto sin incluir licencia para utilizar los programas especializados para diseñar que cuestan cada uno 12 mil dólares”.  

relaciones clientes