negocio online

Obispos costeños contra la corrupción

  • Preocupados por personas que han hablado con “ligereza” en nombre de la Iglesia al expresar sus opiniones personales

Sergio León C.CORRESPONSAL / [email protected]

Los sacerdotes, religiosos y religiosas, conjuntamente con los Obispos de la Costa Atlántica, emitieron una Carta Pastoral donde expresan su preocupación sobre la actitud de algunos miembros de la Iglesia Católica, al manifestar sus opiniones sobre asuntos de política nacional, opiniones con las cuales ellos no se identifican.

“Nos preocupa que algunas personas en nuestro país hayan tomado la palabra sobre cuestiones delicadas que tocan a la situación política que vive nuestro pueblo y que hayan hablado con ligereza en nombre de la Iglesia, cuando sólo han expuesto sus opiniones o posturas particulares y no el sentir de la Iglesia”, lee el comunicado.

La Carta Pastoral de la Iglesia Católica en la Costa Atlántica de Nicaragua fue firmada por los Obispos costeños Pablo Schmidt y David Zywiec, en representación de todos los sacerdotes, religiosos y religiosas del Caribe.

Expresan que “la corrupción generalizada a todos los niveles ha podido hacernos creer equivocadamente a algunos que desde la mentira y el engaño interesado lograríamos sobrevivir y desarrollarnos como pueblo. Pero el resultado final ha sido, como podemos todos comprobar, que nuestra población se encuentra aún más empobrecida y nuevamente defraudada”.

“NO ROBARÁS”

La Iglesia Católica en el Caribe señala que en este proceso, “algunas veces, también en nuestro pueblo cristiano costeño ha habido quienes se han podido dejar llevar por el atractivo fácil de los beneficios que proporcionan las riquezas conseguidas injustamente: Recordamos aquí el mandamiento ‘no robarás’ (Ex. 20, 15; Mc. 10, 19). No es lícito aprovecharnos de los bienes de los hermanos, ni tomar lo que corresponde a los pobres: Consideramos que es necesario volver los ojos a los valores evangélicos de la justicia, de la solidaridad y de la necesaria defensa de los débiles”.

“Como Iglesia consideramos que la situación difícil por la que atraviesa nuestra nación es también un momento histórico decisivo para recuperar los auténticos valores de este pueblo nicaragüense: el trabajo, la familia, la honradez, la solidaridad y la capacidad de resistencia ante los problemas o circunstancias adversas, sin perder la esperanza”, indica la Pastoral.

Los religiosos costeños aseguran que en esta hora de dificultad y confusión, aunque no falten quienes no deseen oír la verdad, movidos por el Espíritu Santo, queremos asumir la actitud del sembrador de la parábola (Mc. 4, 1-20), que no dejó de sembrar, aún sabiendo que parte de la semilla caería en la dureza del camino, porque mantenía la esperanza de que otra parte iría a caer en tierra buena.  

relaciones clientes