La capital del chiísmo pasó al control de Brigada Plus Ultra

  • General español destaca seguridad y reconstrucción como ejes de su labor

Javier OtazuEFE

NAYAF, IRAK.- La provincia de Nayaf pasó ayer bajo control de la brigada Plus Ultra, integrada por tropas de España, El Salvador, Honduras, Nicaragua y República Dominicana, en un acto en el que el general español Alfredo Cardona, destacó la seguridad y la reconstrucción como ejes de su futura misión.

A las nueve en punto de la mañana hora local (05:00 GMT), el general estadounidense de Marines John Kelly traspasó el mando al general Cardona, en una breve ceremonia protagonizada por secciones de los marines, de la Legión española y de unidades de los ejércitos de Honduras y El Salvador.

“Las fuerzas de la coalición están aquí para ayudar al pueblo de Irak, para garantizar su seguridad, permitir el cumplimiento de la ley y facilitar la reconstrucción de esta noble nación”, dijo Cardona al asumir el mando.

El general español tuvo la deferencia de hacer traducir su discurso al árabe, algo que no habían hecho en las alocuciones anteriores sus predecesores, el general Kelly y el general polaco de división Andrejz Tiszkiewicz, máxima autoridad de toda la región centro-sur donde se encuentra Nayaf.

La provincia de Nayaf debía haber pasado a control de la brigada Plus Ultra el pasado 3 de septiembre, cuando fue traspasado el poder en el resto de la región, pero problemas logísticos retrasaron la operación.

En concreto, los batallones de Honduras y El Salvador, que son los que estarán basados en Nayaf bajo el mando militar español, no habían sido dotados con vehículos ni equipos de transmisiones, que finalmente han sido entregados por el Ejército estadounidense.

Las banderas de Estados Unidos, España, Honduras y El Salvador presidieron el acto oficial de traspaso de poder, pero alguien debió darse cuenta de que faltaba un detalle y pronto apareció un individuo que ondeaba incansable una bandera iraquí sobre los presentes.

El gobernador de Nayaf, Haider Mahdi el Meyali, declaró al término del acto que “el pueblo iraquí confía plenamente en las personas aquí presentes; vemos que los españoles tienen capacidad suficiente (pero) el reto más grande es la reconstrucción, porque la destrucción ha sido total en nuestro pueblo y nuestra sociedad; la herencia del régimen anterior es muy pesada”.

RESPETO A COSTUMBRES

El General Cardona declaró que las tareas de la brigada Plus Ultra en Nayaf se desarrollarán siempre “dentro del máximo respeto a la religión y a las costumbres de este pueblo”, y subrayó que sus tropas no entrarán en los lugares sagrados chiíes para no herir las sensibilidades.

El general español quiso dejar claro que “también queremos ayudar a desarrollar las instituciones para su autogobierno (de Irak). No queremos inmiscuirnos lo más mínimo en lo que son las responsabilidades del pueblo iraquí como pueblo independiente”.En cuanto a los problemas más inmediatos, Cardona citó la inseguridad que persiste en algunas zonas rurales, así como la existencia de numerosos hombres —algunos de milicias irregulares, otros particulares— que habrá que desarmar “de inmediato, no tanto por nuestra seguridad como por la de los propios civiles iraquíes”.

Las tropas de la brigada Plus Ultra ya han comenzado en los últimos días a patrullar conjuntamente por la zona de Nayaf junto con los estadounidenses, pero desde hoy lo hacen solas, y ya se veían varios vehículos BMR (Blindados Motorizados Rodados) por las afueras de Nayaf.

Según dijo el comandante José Luis Sánchez, de la oficina de información de la brigada, desde hoy estas patrullas se van a intensificar para hacerse más visibles ante la población y proporcionar mayor sensación de seguridad.

Algunos ciudadanos se acercan curiosos a las tropas, otros les piden agua o comida, pero en general son observados a distancia con una expresión indescifrable.