negocio online

Alza en productos perecederos

  • Sube el precio en productos
    perecederos como el tomate,
    chiltoma, chayote, plátanos,
    melones y piña, entre otros
  • Comerciantes a duras penas
    dicen que logran vender la
    mitad de lo que ofrecieron

Amparo Aguilera

Las ventas en los mercados de Managua se mantuvieron “ralas” durante la Semana Mayor, con una “movilidad” que en el mejor de los casos alcanzó el 50 por ciento de las perspectivas, según dijeron los comerciantes consultados. No obstante, los precios de los principales productos perecederos subió.

Los tomates, la remolacha, la chiltoma, el chayote y los plátanos son algunos de los productos que se encarecieron en los últimos siete días.

En el caso de los tomates el incremento oscila entre uno y tres córdobas por docena, ya que hasta ayer se cotizaba entre ocho y diez córdobas las doce unidades.

La remolacha aumentó 10 córdobas por docena, por lo que ahora se compran en 30 córdobas las doce unidades.

En tanto los chayotes se comercializaron a tres por cinco córdobas, es decir con 0.66 córdobas más respecto a hace 15 días atrás. Las chiltomas se venden entre los seis y siete córdobas por docena, con un incremento de uno y dos córdobas.

Los plátanos llegaron a venderse hasta en 1.75 córdobas por unidad, con 0.25 córdobas más respecto a las dos semanas anteriores.

A esta tendencia alcista se sumaron la piña, el melón, las naranjas, limones, naranja agria, mandarinas y sandías, que por unidades registraron un incremento desde uno a dos córdobas.

Mientras tanto la lechuga, cebolla, yuca, repollo, pepino, papas y quiquisque, mantuvieron sus precios por libra. Al igual que los granos básicos y las piezas de pollo.

De acuerdo a los negociantes de productos perecederos de los mercados Mayoreo, San Miguel (conocido como Iván Montenegro) y Central (Roberto Huembes) en Semana Santa no lograron duplicar sus ventas a como esperaban, ya que éstas significaron entre un 65 por ciento menos de lo logrado en años anteriores, debido a la “mala” situación económica que aún persiste en los hogares nicaragüenses.

Wilmer Velásquez, vendedor de vegetales y frutas, comentó que vendió aproximadamente entre 800 y 1,300 córdobas por día durante la Semana Santa. “De 3,000 córdobas que esperaba obtener a diario, a como ocurrió el año pasado”, detalló.

La mala racha también acaparó a los comerciantes del mercado San Miguel. En este popular centro de compras, los vendedores de sardinas, por ejemplo, vendieron en promedio 500 córdobas a diario.

Los vendedores de quesos fueron los más favorecidos con la Semana Mayor, ya que en la mayoría de los casos, vendieron hasta dos quintales y medio de queso por día, que significaron 4,000 córdobas diario.

LA EXPECTATIVA

Las expectativas de ventas de los comerciantes de perecederos y no perecederos de los mercados capitalinos no fueron llenadas en esta temporada de Semana Santa.

Luis Hernández, negociante de granos básicos del mercado Mayoreo, también confirmó que le fue mal. “En mi caso sólo vendí un 15 por ciento más que en las ventas de temporadas normales, es decir un poco más de 1,400 córdobas por día”, refirió tras señalar que lo que más vendió fue el maíz y el azúcar.

Mientras tanto Indiana Pichardo, otra negociante de perecederos del mercado San Miguel, dijo que en los últimos siete días vendió, por día, 400 córdobas. “Es decir entre 300 y 400 córdobas menos de lo que esperaba obtener, considerando las ventas de la época en años anteriores”, apuntó tras referir que lo apetecido por los clientes fueron los tomates, cebollas y papas.

Pero a Juana Ugarte, vendedora del mercado Central, le fue mejor. Según la negociante, de 1,500 córdobas que esperaba “realizar” por día, materializó un promedio de 750 córdobas. En otras palabras el 50 por ciento de lo propuesto. Aunque insiste en que esperaba algo mejor.

VENTA EN LAS PLAYAS

Las ventas en las playas por la temporada de Semana Santa experimentaron una leve mejoría en relación a los años anteriores, según expresaron comerciantes consultados. Los productos preferidos por los consumidores fueron los rones y cervezas.

relaciones clientes