negocio online

Acuerdos están en la cuerda floja

Luis Felipe Palacios

Dos comisiones especiales de la Asamblea Nacional dictaminaron ayer a favor de once de los trece candidatos propuestos a cargos propietarios en la Contraloría General de la República. Y además, a favor de los tres candidatos propuestos como magistrados del Consejo Supremo Electoral.

Se entiende, sin embargo, que es un mero trámite, pues liberales y sandinistas ya han llegado a un acuerdo bipartito. Mientras tanto, el Ejecutivo continúa fuera de esta negociación, a pesar del acuerdo entre el líder sandinista Daniel Ortega y el presidente Enrique Bolaños.

El sandinista Wálmaro Gutiérrez, presidente de una comisión especial, dijo que sólo al economista Róger Cerda, propuesto por el legislador Augusto Valle; así como a Cornelio Monjarretz, propuesto por el diputado Agustín Jarquín Anaya; no se les dio el visto bueno por no enviar hoja de vida.

La elección de contralores será el martes próximo, debido a que el ente fiscalizador se encuentra acéfalo desde el dos de febrero pasado, fecha en que se le venció el período a cuatro de los cinco contralores propietarios.

CONFIRMAN AMARRE

El jefe de la bancada liberal, Enrique Quiñónez, ratificó el consenso con sus colegas de la bancada sandinista para reelegir al liberal Guillermo Argüello y a los sandinistas José Pasos y Luis Ángel Montenegro, en la Contraloría.

Confirmó que elegirán a los liberales Lino Hernández y Fulvio Palma en sustitución de los también liberales Francisco Ramírez y Juan Gutiérrez, en esa misma institución.

Como contralores suplentes, dijo Quiñónez, elegirán al liberal Francisco Guerra Cardenal y reelegirán al sandinista Vicente Chávez, o bien elegirán al también sandinista Cristhian Pichardo.

Pese a ese acuerdo libero-sandinista, el diputado Orlando Tardencilla y Augusto Valle, ambos de la bancada Azul y Blanco, así como el diputado Agustín Jarquín, se atrevieron a proponer sus candidatos, entre ellos Edita Cruz, Róger Cerda, Marcelino Miranda, Newton Hooker, Ramón Tinoco y Cornelio Monjarretz.

El Ejecutivo decidió no enviar ninguna terna, aduciendo que la elección de contralores y magistrados del CSE debe hacerse en consenso con las fuerzas mayoritarias en el parlamento, según acordó el presidente Bolaños con Ortega.

relaciones clientes