negocio online

Oferta del PLC sería un juego táctico

  • Así se asegura sobre propuesta liberal de elegir por primarias la casilla de una alianza electoral

María José Uriarte [email protected]

El director regional para América Latina de la Fundación Friedrich Naumann, Harald Klein, considera la propuesta del Partido Liberal Constitucionalista (PLC), de definir mediante primarias la casilla para liderar una alianza electoral, como un juego táctico de cara a los comicios nacionales.

Klein, quien se encuentra en Nicaragua con Werner Hoyer, miembro del Parlamento Alemán y vicepresidente de la Internacional Liberal (IL), se reunieron ayer con el presidente Enrique Bolaños, y posteriormente lo harían con algunos precandidatos liberales como Eduardo Montealegre, José Antonio Alvarado y José Rizo, para analizar la situación del liberalismo.

Klein señaló que ese tipo de planteamientos son entendibles en todos los partidos políticos, cuyo objetivo es mejorar su imagen y posición de partida, alrededor del tema de las alianzas y estrategias para alcanzar el poder.

Por tanto, cree que es prematuro pensar que sea parte de un cambio significativo para la democratización interna de esa organización política.

DUDAS

“Las discusiones sobre primarias, sobre democracia interna, me parecen más bien un reflejo a algunas demandas; no sé hasta qué punto hay que tomarlas tan en serio, no encuentro indicios muy claros de que en realidad ahora los partidos se han puesto las pilas (para) establecer mecanismos de democracia interna”, expresó Klein.

En cuanto a la importancia de implementar elecciones primarias para seleccionar a los candidatos, dijo que debe ser más importante en este momento conocer los conceptos y visiones políticas de las personas que están “en el juego de las precandidaturas”.

“Mayormente se habla de personas, de fuerzas, de grupos, pero no se habla de ideas, no se habla de conceptos. ¿Cuál es el concepto del precandidato X para superar los problemas de Nicaragua? Ésta es la discusión que se debería llevar a cabo”, enfatizó Klein.

Agregó que ese tipo de aspectos es “para que el elector, el ciudadano, tenga un criterio claro de por quién votar. No noto mucho de esta discusión”.

“Se habla de democracia interna, de la Ley Marco, pero esos son elementos funcionales, pero, ¿dónde están las visiones sobre qué rumbo debería tomar el país?”, se preguntó el funcionario de la Fundación Naumann, que respalda la capacitación de la juventud liberal.

RETOS

Uno de los retos pendientes, dijo, es la relación entre el elector y los partidos tradicionales, cuyo vínculo ha disminuido, tal como se demuestra en las encuestas.

Añadió que temas como los juegos de poder, el pacto Ortega- Alemán y el triángulo con el presidente Bolaños, son aspectos que ya no son del interés de la ciudadanía, por lo que ahora prefieren ver nuevas caras, ideas y no peleas por el poder individual, personal o cuál caudillo gobernará Nicaragua.

Reiteró que la figura del ex presidente Arnoldo Alemán, a quien los liberales constitucionalistas definen como su “máximo líder”, lejos de fortalecer al partido, lo afecta de forma negativa, porque ya no se puede girar sobre personas, sino sobre planes concretos.

“Lo que representan esos nombres y personas son el pasado; yo considero que la mayoría de la población en Nicaragua son jóvenes, lo que buscan es un futuro viable, una mejora de las condiciones de vida. Entonces yo creo que hay que mirar al futuro”, agregó.

CON BOLAÑOS

Durante el encuentro del presidente Enrique Bolaños con Harald Klein y Werner Hoyer, abordaron los últimos acontecimientos de la crisis política, superada con la aprobación de la Ley Marco.

Consideran positivo que mediante ese acuerdo se lograse estabilizar las bases de la gobernabilidad, que permiten las condiciones para que el mandatario pueda concluir su administración; y lo que ven como un paso hacia delante que abre puertas hacia el futuro.

Ambos miembros de la Internacional Liberal (IL) le pidieron a Bolaños mantener su colaboración para reafirmar el proceso democrático del país, y buscar el fortalecimiento del Estado de Derecho y el sistema jurídico.

También se comprometieron a buscar el respaldo de la Unión Europea, para que otorgue apoyo al proceso electoral del 2006, desde la planificación del mismo.

relaciones clientes