Varias anomalías e incluso agresión contra sus observadores, fueron reportadas por el Instituto para el Desarrollo de la Democracia (Ipade). Mauricio Zuñiga, director ejecutivo, dijo en conferencia de prensa que muchos de los observadores del Ipade han tenido problemas en el ejercicio de su labor.

A al menos 12 observadores no se les permitió entrar en las Juntas Receptoras de Votos (JRV) o se les expulsó. El caso más patético ocurrió en Carazo, donde la observadora Elieth Villavicencio, fue agredida por el presidente y un fiscal del Partido Liberal Constitucionalista (PLC) de una de las Juntas Receptoras de Votos ubicadas en el Colegio Alejandro García. El incidente ocurrió cuando a la observadora se le negó entrar a la JRV y ella argumentó que tenía derecho a hacerlo.

OBSERVADORES BLOQUEADOS

Zuñiga señaló que el trabajo de los observadores está siendo bloqueado por gente del PLC y que están verificando datos para hacer la denuncia a las autoridades correspondientes.

“Esto no debe ocurrir porque se supone que la JRV está bien capacitada y los derechos de los observadores están en el Manual Paso a Paso del Consejo Supremo Electoral. La observación nacional fortalece el proceso y esto es una violación a los derechos de los observadores, que al menos en tres lugares ha ocurrido por miembros del PLC”, dijo.

Otras anomalías reportadas por el Ipade es el atraso en la apertura de las JRV. Zuñiga dijo que tienen reportes de que de 11 departamentos, en cinco hubo atrasos que iban desde media hora hasta hora y media.

Asimismo, en la JRV 0620 y 0630 del Colegio Seis de julio de Masaya, aparecieron boletas de Matagalpa. Zuñiga dijo que ya hicieron los reportes de esta situación para ver de qué manera se le da respuesta a la población para que puedan votar.