negocio online

Urgen atención para la niñez afectada por Sida

Arelys Cano, presidenta de la Asociación Nicaragüense de Personas que Viven con VIH/Sida (Asonvihsida), expresó que hasta la fecha se registran en el país un total de 3,998 casos confirmados de VIH, de los cuales el 40 por ciento son mujeres.

Sin embargo, explicó que lo preocupante es que el año pasado fallecieron seis niños a causa del virus, aunque no se precisó cuántos fallecieron en el 2008, debido a la dificultad para llevar registros.

“Hay una preocupación grandísima. Estamos teniendo muertes de niños y no se sabe cómo se manejó el tema de la salud de estos niños, cómo se manejó desde el punto de vista de los familiares”, se cuestionó Cano.

Valoró que esto indica que aún falta hacer mucho énfasis en el tema de la niñez, pues generalmente el VIH se ha trabajado como un tema de personas adultas y el tema de la niñez no se está poniendo en la agenda de salud pública.

Cano hizo un llamado a las instituciones que trabajan con la niñez, como el Ministerio de la Familia o la Procuradoría Especial de la Niñez para que se le dé seguimiento a los niños que también están en estado de orfandad porque sus padres fallecieron a causa del VIH-Sida

“Estamos viendo que cada día tenemos más niños con VIH, niños huérfanos afectados por VIH, que no necesariamente tienen VIH, pero que sus papás murieron a causa del Sida, entonces de alguna manera sufren las secuelas y las consecuencias de la epidemia” manifestó.

También señaló que no existe tanto interés en el tema de la niñez con VIH, ni se está debatiendo ni creando programas de atención enfocados en la niñez.

En Nicaragua se está iniciando un proceso con Asonvihsida, para diseñar algunas estrategias de respuesta a la niñez con VIH y los niños huérfanos a causa del VIH.

Según Cano, en el país no existe un estudio que evidencie la situación real de los niños con VIH, que asegure que están yendo a la escuela, que reciben los medicamentos, una atención adecuada o cómo están viviendo dentro del núcleo familiar.

“Hay una nube negra en todo esto, que no permite saber por qué los niños fallecen teniendo alternativas, que son los medicamentos y una buena atención y una buena alimentación”, puntualizó Cano.

Ver en la versión impresa las páginas: 4 A

relaciones clientes