negocio online

Sindicalista denuncia abusos en Parmalat

El gerente general de la industria láctea Parmalat, Jorge González, negó ayer el despido masivo de trabajadores, pero reconoció la cancelación del contrato laboral del secretario financiero del sindicato de esa empresa, Paulino García.

El representante de la central sandinista José Benito Escobar, Luis Barbosa, denunció que violentando los procedimientos para despedir a un líder sindical, Parmalat ordenó el despido de García, quien es protegido por el fuero sindical.

También denunció el despido de veintitrés trabajadores porque supuestamente éstos denunciaron, ante el Ministerio del Trabajo (Mitrab), que en Parmalat se estaban vulnerando las condiciones de seguridad de los trabajadores del área de refrigeración.

Barbosa amenazó con recurrir ante la Organización Internacional del Trabajo (OIT) y organismos de derecho humanos, para pedir el reintegro de García y el resto de trabajadores.

El sindicalista, afín al gobierno sandinista, explicó que el fuero sindical es la garantía de que gozan algunos trabajadores de que no serán despedidos, y García no podía ser despedido arbitrariamente, sino a través de una solicitud al Ministerio del Trabajo (Mitrab), cuyo procedimiento supuestamente no fue cumplido por la empresa láctea.

García denunció que Parmalat se niega a cumplir una resolución del Mitrab, que ordena su reintegro inmediato.

Indicó que él tenía 12 años de laborar en esa empresa y sin explicación alguna a finales de enero recibió la carta de despido.

EN EXPANSIÓN

El gerente Jorge González dijo que en vez de despedir masivamente a su personal, están contratando más empleados por el interés de la empresa de expandirse este año, tanto en producción como en exportaciones.

“Nuestra principal preocupación ahorita es lograr un mayor desarrollo económico”, enfatizó González.

Sobre el caso de García, el empresario confirmó que éste fue despedido un mes antes que él asumiera la gerencia de Parmalat.

Aseguró que desconoce el motivo por el que García fue despedido de la empresa.

El gerente general de Parmalat dijo que mantiene relaciones fraternas con el sindicato de la empresa y que no se opone a que las personas que son contratadas se integren a esas organizaciones.

González negó que se estén violentando las condiciones de trabajo en los cuartos fríos de Parmalat, y señaló que cada cierto tiempo reciben inspecciones no sólo interna sino internacional.

Ver en la versión impresa las páginas: 4 B

relaciones clientes