negocio online

Ticos confirman evasión de los Rivas

Como si fuera para uso diplomático, el Estado costarricense exoneró de impuestos un BMW del 2009 que compró en Estados Unidos la esposa del presidente del Consejo Supremo Electoral (CSE) de Nicaragua, Roberto Rivas.

Ileana Delgado de Rivas adquirió el vehículo el 12 de noviembre del 2008 en la agencia South Motors, en Miami, Florida, pagó en total US$ 76,276, según consta en la factura de compra, de la cual tiene copia La Nación.

El auto fue inscrito en Costa Rica a nombre del tercer secretario de la Embajada de Nicaragua, Guillermo Matus Cortés. Sin embargo, quien lo utilizaba era el hijo del magistrado Rivas, Roberto Miguel, quien estudiaba en San José. Por tener el BMW M3 placas de la Embajada nica, el Fisco otorgó un beneficio de 21.5 millones de colones (más de 40 mil dólares).

Ni Rivas ni su familia son diplomáticos acreditados ante la Cancillería costarricense, por lo que no tienen derecho a recibir la exoneración de tributos.

Según la Ley N° 7088, que regula la dispensa de impuestos por razones diplomáticas, los autos exonerados sólo pueden emplearse para uso exclusivo de las embajadas y consulados acreditados en el país.

El hijo conducía

El BMW ingresó a Costa Rica desde Nicaragua por la frontera de Peñas Blancas, en mayo del año pasado. En esa ocasión, lo condujo Duilio Hernández Avilés, funcionario del Consulado de Nicaragua en el país.

La solicitud de exoneración, firmada por el embajador nica y hermano del magistrado, Harold Rivas, indica que el carro sería “para uso personal del tercer secretario, Guillermo José Matus Cortés”.

Sin embargo, un equipo de este Diario comprobó que quien lo usaba era el hijo del magistrado Rivas, quien estudiaba Medicina en una universidad de San José.

El jerarca electoral nicaragüense, quien está procurando la reelección y es cercano al presidente Daniel Ortega, posee cuatro casas en el residencial Villa Real, ubicado en Santa Ana, al oeste de San José. Allí también permanecía estacionado el BMW.

Autorización

Guillermo Matus y el embajador Harold Rivas autorizaron a Berta de la Peña Sánchez, asistente del jerarca electoral nica, Roberto Rivas, para que se encargase de los trámites de inscripción del BMW ante el Registro Público.

El 10 de julio de 2009, un nicaragüense de apellido Solórzano llevó el auto a la revisión técnica en Riteve de Lagunilla, Heredia.

Para ser contactado, el hombre dio el número de teléfono de la casa de Roberto Rivas, en Santa Ana, según consta en el registro de Riteve, al que tuvo acceso este Diario.

La Nación llamó el viernes a Guillermo Matus pero no se ha puesto al teléfono.

El 3 de marzo anterior, el funcionario se rehusó a explicar ante las autoridades fiscales de Costa Rica el mal uso del carro y se acogió a la inmunidad diplomática para no presentarse a una audiencia en la Dirección General de Hacienda.

Tampoco fue posible hablar con Ileana Delgado de Rivas.

Uso indebido

Este Diario publicó en noviembre que Ileana de Rivas también usaba aquí un Mercedes Benz exonerado, con placas diplomáticas, registrado a nombre del embajador, Harold Rivas, a pesar de que la Ley lo prohíbe.

Delgado incluso colisionó en Santa Ana, en julio del 2009, cuando conducía ese carro.

Este caso originó que, en diciembre, la Cancillería le pidiese al Ministerio de Hacienda cancelar la exoneración de tres vehículos con placas diplomáticas asignadas a la Embajada de Nicaragua, incluido un Porsche 911 Carrera, que las autoridades sospechan era utilizado aquí por un hijo del presidente de Nicaragua, Daniel Ortega.

Desde entonces, Hacienda tramita un proceso administrativo para cancelar ese privilegio.

De concretarse la cancelación del beneficio fiscal, el Estado obligaría a Harold Rivas y a Guillermo Matus a pagar US$ 150,000 en impuestos que no cobró.

relaciones clientes