negocio online

Al menos 278 personas están en albergues

Al menos 278 personas permanecían en 24 centros de albergue temporal este lunes, tras quedar damnificadas por el centro de baja presión que se convirtió en la tormenta tropical Agatha, el fin de semana pasado.

Sin embargo, todos estos habitantes, en su mayoría de San Francisco Libre, Managua, podrían regresar hoy martes a sus casas a más tardar, luego que sus vidas hayan escapado al peligro de las inundaciones, informó el mayor Alberto Méndez, oficial de turno de la Defensa Civil.

[doap_box title=”Punto máximo” box_color=”#336699″ class=”aside-box”]

El número de damnificados superó las 1,600 personas el viernes en Nicaragua, incluyendo dos personas muertas en el Norte, más de 30 comunidades rurales quedaron incomunicadas y los suelos estaban saturados de agua, con lo que aumentó la amenaza de deslizamientos de tierra en las zonas más inclinadas.

[/doap_box]

Méndez afirmó que todavía se realizan los llamados EDAN (Estudios de Daños y Análisis de Necesidades) en los municipios afectados, para tener cuantificados los daños dejados por las intensas lluvias, que en región de Occidente superaron las normas históricas.

Hasta ayer, los datos oficiales preliminares contabilizaban dos personas muertas y una desaparecida.

En cuanto a daños a la infraestructura, se reportan afectaciones en puentes y alcantarillas, especialmente en Occidente, además de 12 casas destruidas, 16 viviendas semidestruidas y tres con daños menores.

Los municipios en estado de alerta las fueron desactivando en la medida en que las lluvias empezaron a disminuir de intensidad, desde el sábado pasado.

Sin embargo, habían centros de albergue activados en Villanueva, Chinandega; así como en San Francisco Libre y Tipitapa en Managua, confirmó el mayor Méndez.

Sólo en San Francisco Libre un total de 200 personas se mantenían refugiadas.

En Villanueva el número de albergados era de 62 personas y en Tipitapa solamente quedaban 16.

Ayer fueron desactivados totalmente los albergues de León, Juigalpa, Nueva Segovia y Estelí.

La semana pasada llovió de forma fuerte y sostenida durante cinco días, con varios municipios recibiendo cantidades de agua sin precedentes para estas fechas.

Algunos de los municipios más afectados, como Villanueva y San Francisco Libre, llegaron a decretar la alerta amarilla, mientras que otros cinco decretaron la alerta verde.

Agatha —el primer ciclón de la temporada en el océano Pacífico—, azotó principalmente Guatemala, El Salvador y Honduras, donde causó serio daños y decenas de muertes.

Ver en la versión impresa las páginas: 5 A

relaciones clientes