AI denuncia abusos sexuales “generalizados” en Nicaragua

Londres/EFE

Las violaciones y los abusos sexuales fueron “generalizados” en Nicaragua, donde sigue en vigor la prohibición total de todas las formas de aborto, según denuncia en su informe anual Amnistía Internacional (AI).

En su informe sobre el estado de los derechos humanos en el mundo en 2011 que se presentó hoy en Londres, AI recuerda que la Comisión Interamericana de Derechos Humanos instó a Nicaragua a que adoptara medidas para poner fin a la violencia sexual contra mujeres y niños y a que revocara la prohibición total del aborto.

Pese a ello, AI cita el caso de Farinton Reyes a quien la Corte Suprema de Justicia le redujo a cuatro años de prisión la condena impuesta por la violación en 2009 de su compañera de trabajo Fátima Hernández.

La organización humanitaria afirma que la prohibición total de todas las formas de aborto “dio lugar a violaciones graves de los derechos de las mujeres y las niñas”.

Amnistía Internacional recuerda que las leyes penales revisadas que entraron en vigor en 2008 no permiten ninguna excepción a la prohibición.

Todos los tipos de aborto se consideran delito, y cualquier persona que intentase abortar o ayudase a abortar a otra corría el riesgo de ser enjuiciada, según AI.

Sobre libertad de expresión, AI denuncia que se conocieron nuevos casos de intimidación a trabajadores de los medios de comunicación en el marco del “acalorado” debate político que tuvo lugar durante el periodo previo a las elecciones presidenciales de noviembre.

En este sentido, AI cita las amenazas en contra del periodista Luis Galeano por su investigación sobre un caso de corrupción en el que funcionarios del Consejo Supremo Electoral habían malversado fondos públicos.

En relación a los comicios de noviembre, AI recuerda que al menos cuatro personas murieron y decenas más resultaron heridas en enfrentamientos en todo el país entre partidarios y detractores de Daniel Ortega, quien fue reelegido para un tercer mandato como presidente