negocio online

Ortega, con el segundo avión más grande

Josué Bravo/Costa Rica

Después del presidente estadounidense, Barack Obama, el presidente que más ruido causó al llegar a Costa Rica fue Daniel Ortega. No solo por ser apetecido por los medios de prensa, debido a su figura polémica, sino por arribar en el segundo avión más grande de todos los que llegaron al aeropuerto internacional Juan Santamaría, para la Cumbre del Sistema de Integración Centroamericana (SICA).

Ortega arribó ayer a las 4:30 de la tarde (una hora después de lo previsto) en un avión privado de la aerolínea Air Panamá, matrícula HP 1763 PST de color gris, azul y rojo. Viajó en familia, pues lo acompañaron la primera dama, Rosario Murillo; su hijo mayor, Rafael, y su hija Camila, entre otros funcionarios presidenciales.

Los periodistas locales que cubrían la llegada de los mandatarios reaccionaron asombrados al ver cómo Ortega viajó en un avión más grande que el usado por el resto de presidentes de Centroamérica.

Cordial ante los periodistas, algo que no suele suceder en Nicaragua, el mandatario inconstitucional manifestó su cariño al pueblo de Costa Rica y a la comunidad de nicaragüenses que residen en el país del sur.

Luego habló de integración centroamericana como uno de los principales temas en el diálogo con Obama, lucha contra la pobreza, generación de empleo, mejorar la salud y educación.

MURILLO CASI SE CAE

Lo curioso a la llegada de Ortega a Costa Rica fue el tropezón en el pie izquierdo de la primera dama, Rosario Murillo.

Al bajar el avión, Ortega y sus acompañantes caminaron unos 50 metros hacia donde estaban los periodistas y, en el trayecto, el tacón de Murillo tropezó con una abertura en la pista del aeropuerto.

Ver en la versión impresa las páginas: 12 A

relaciones clientes