negocio online

Paz entre los dos González

Sonó la alarma. Román “Chocolatito” González no se despertaba, pero su papá, Luis González, como de costumbre, lo levantó a las 3:00 a.m. para correr rutinariamente. Ese fue el inicio de la reconciliación luego de que hace dos días el púgil pinolero lo apartara de su cuerpo de entrenadores. Sin embargo, actualmente todo sigue igual. Lo bochornoso pasó y ya regresaron al camino de la paz por el diálogo.

Paz entre los dos González

Sonó la alarma. Román “Chocolatito” González no se despertaba, pero su papá, Luis González, como de costumbre, lo levantó a las 3:00 a.m. para correr rutinariamente. Ese fue el inicio de la reconciliación luego de que hace dos días el púgil pinolero lo apartara de su cuerpo de entrenadores. Sin embargo, actualmente todo sigue igual. Lo bochornoso pasó y ya regresaron al camino de la paz por el diálogo.

 

“A mi papá siempre le gusta estar molestando con mis amigos y cuando no aguanta se enoja y bota gorra, además el día en que discutimos, fue porque él se dedica a entrenar a otros boxeadores y a veces yo vengo a la 1:00 p.m. y estoy solo, entreno de esa manera como que no le pagara, y yo exijo que me atienda, pero ya todo se habló”, dijo el bicampeón del mundo, Román González.

 

Su papá estaba un poco apartado en un principio del entrenamiento de ayer en el gimnasio Róger Deshon, y solo decía que ahora su hijo anda con “un montón de vagos que quieren sacarle dinero”. Le fastidia que su retoño se convierta en una oveja descarriada y que lo desenfoquen de su pasión que anida desde jovén: ser tricampeón del mundo.

 

“Yo le dije a mi papá que si quisiera agarrar algún vicio, lo hubiera hecho desde hace rato, yo ando con personas que toman y no, pero yo tengo mis bases cristianas y sé lo que me conviene y lo que no”, indicó González, quien entrena fuerte a la espera de que nombren a su siguiente rival para el próximo 6 de abril en Japón, en la misma velada en la que peleará, el campeón de las 112 libras del CMB, Akira Yaegashi.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Ver en la versión impresa las páginas: 12 B

relaciones clientes