A un paso de los US$1,500 millones

Nicaragua habría concluido 2015 rozando los 1,500 millones de dólares en flujos brutos de Inversión Extranjera Directa (IED), según proyecciones oficiales.

“Nosotros estamos convencidos que este año y el que viene va a ser mejor todavía, porque el próximo (2016) vamos a tener todavía más crecimiento que el actual (…), este año estamos creciendo como en un seis por ciento en Inversión Extranjera Directa”, dijo Álvaro Baltodano, delegado presidencial para Inversión, a días de finalizar 2015, durante la inauguración de una tienda.

Según la Agencia de Promoción de Inversiones de Nicaragua (ProNicaragua), la IED en 2014 alcanzó los 1,447 millones de dólares, lo que representó un incremento de cuatro por ciento en comparación con 2013. Un crecimiento del seis por ciento implicaría que los ingresos brutos de inversión (sin excluir las salidas de capital y pagos al exterior) elevaría la cifra a unos 1,530 millones de dólares, pero según medios oficialistas, para este año se prevé un crecimiento de la IED del cuatro por ciento, para alcanzar hasta 1,550 millones de dólares. Esto indicaría que en 2015 el monto habría rondado los 1,490 millones de dólares.

Según ProNicaragua, en su informe de economía del país disponible en su sitio web, señala que entre 2005 y 2014 el crecimiento de la inversión ha sido de 22 por ciento.

LO QUE HA AYUDADO

Los factores que más han ayudado para una mayor atracción de IED han sido el ambiente de seguridad ciudadana, que aunque la percepción es de desmejoría, los extranjeros continúan considerando el país como muy seguro en comparación con el resto de la región.

A los factores se agregan los salarios más competitivos (para el inversionista) que en otros países, así como la cercanía y la actividad comercial con socios importantes, como Estados Unidos, señala el director ejecutivo de la Fundación Nicaragüense para el Desarrollo Económico y Social (Funides), Juan Sebastián Chamorro.

Sin embargo argumenta que el monto total de la inversión “si bien es cierto si se mide como proporción de la economía, es bastante alto —de hecho uno de los más altos de la región—, viene siendo en términos absolutos como un tercio de lo que entra en Costa Rica”.

Por su parte, el presidente del Consejo Superior de la Empresa Privada (Cosep), José Adán Aguerri, destaca que por primera vez desde 1990, Nicaragua tiene cinco años consecutivos de estar alcanzando niveles de crecimiento económico arriba del cuatro por ciento y esto gracias en gran parte a la inversión.

“Nicaragua ya tiene un piso de crecimiento en inversiones (extranjeras) que es de mil millones y que ahora llega a niveles hasta de 1,500 millones de dólares. Pero ya, el hecho que tengamos un piso de mil millones es algo que está provocando resultados que son parte de ese crecimiento de ese piso, que también estamos teniendo del cuatro por ciento en el crecimiento (económico). La atracción de inversión, por lo tanto, se convierte en un elemento fundamentalmente para mantener esa tendencia para crecer por arriba del cuatro por ciento”, resalta el líder empresarial.

ENERGÍA MÁS BARATA ATRAERÍA MÁS

Para Aguerri, esto indica que hay que seguir haciendo esfuerzos de marco legal e institucional para que haya medidas de facilitación que permitan al país ser competitivo.

“En este momento el tema de la energía es un tema importante para lograr nueva atracción de inversión extranjera”, apuntó.

En el mismo sentido, el presidente de la Cámara de Comercio Americana de Nicaragua (Amcham), Roberto Sansón, también indica que es necesario que el costo de la energía se reduzca este año, así como el precio del combustible, “porque son factores que al final afectan los costos de las empresas”.

De hecho se prevé que en los próximos días el sector privado presente al Gobierno una propuesta para abaratar la energía este año.

LAS ELECCIONES CON PAPEL CLAVE

El presidente de Amcham agregó que otro aspecto que se debe considerar para la atracción de la IED son las elecciones tanto este año como el próximo.

“Tenemos que insistir en lograr que las elecciones sean no solo obviamente transparentes, sino que todos los participantes vean del proceso electoral un proceso normal y que no esté marcado por irregularidades”, comentó Sansón.

Para el empresario, un proceso electoral viciado pone un clima empresarial de nervios y provoca un retroceso en todo lo que se ha alcanzado en los últimos años.

Aguerri, más positivo, afirmó que las elecciones no tendrían que afectar en lo mínimo a la economía del país, pues en el último proceso electoral Nicaragua comenzó a crecer arriba del cuatro por ciento.

“Nosotros tenemos hoy la expectativa del Fondo Monetario, del Banco Mundial, de las agencias calificadoras de riesgo, del Banco Central, de Funides, de Copades, todos dicen que vamos a crecer arriba del cuatro por ciento a pesar de que vamos a tener un año electoral”, argumentó el presidente del Cosep.

SE AVIZORA MÁS CRECIMIENTO

Un punto muy trascendente para Aguerri es que entre los inversionistas que más destacaron el año pasado muchos se proyectan seguir aumentando la apuesta por el país.

“Cargill anunció inversiones de cien millones de dólares para los próximos tres años. Walmart anunció inversiones sostenidas arriba de los cuarenta millones de dólares al año, en los próximos años… Pricesmart está considerando invertir en la conformación de un call center para la región centroamericana y del Caribe, aquí en el país. Lo que te demuestra que los proyectos que se inauguraron (en 2015) no quedaron hasta ahí, sino que por esa misma confianza que tienen los inversionistas esto nos está permitiendo ver que van a seguir”, dijo el presidente del Cosep.

OTROS PUNTOS EN QUÉ MEJORAR

No obstante el país podría tener más aún en IED si mejorara algunos temas que, para el presidente de Amcham, están pendientes.

“Se tiene que mantener la estabilidad macroeconómica y el manejo responsable y disciplinado de las finanzas públicas y mejorar todos los temas que tienen que ver con transparencia en el país de manera que se piense que es un país que no solamente atrae las inversiones, sino que respeta las reglas del juego”, destaca.

Falta el dato neto

La Inversión Extranjera Directa neta —que resta los retornos de capital al país del inversionista— durante el primer semestre de 2015 tuvo una reducción de cuatro por ciento, según un informe de la Comisión Económica para América Latina y el Caribe (Cepal), basado en datos proporcionados por el Banco Central de Nicaragua.

La Cepal divulgó que en el primer semestre de 2015 la inversión neta ascendió a 435 millones de dólares, frente a los 455 millones de dólares que captó en ese mismo período de 2014. El organismo aún no publica los datos de cierre de año.

Puedes leer esta noticia en: IED cae 4 % en el primer semestre

Agente dinamizador

El crecimiento en la Inversión Extranjera Directa (IED) beneficia no solo el sector para el cual está destinado el proyecto, sino que es positivo para otros, indica José Adán Aguerri, presidente del Cosep.

“La inversión dinamiza al sector construcción, pues provoca empleos, dinamiza al sector ferretero, al sector comercial. Hay un círculo virtuoso de la inversión hacia la generación de empleo y hacia apoyar diferentes sectores, no solo el propio donde están ellos ubicados”, afirma el presidente del Cosep.

Según Aguerri, el empleo formal ha crecido ocho por ciento y se manejan cifras de dos y en algunos casos hasta cinco empleos informales por cada formal.