Policía de Nicaragua presenta a sospechoso de matanza en Costa Rica

La Policía de Nicaragua presentó este sábado 20 de febrero a Adrián Salmerón Silva, el nicaragüense señalado de matar a cinco personas el fin de semana en Matapalo de Guanacaste, norte de Costa Rica.

Según el comisionado Francisco Díaz, el sospechoso fue detenido en San Francisco Libre y la fiscal de la República de Nicaragua se encuentra en comunicación con las autoridades de Costa Rica a la espera de las investigaciones.

La constitución nicaragüense prohíbe la extraditación de nacionales, por lo que, de resultar culpable Salmerón, será procesado en Nicaragua.

Salmerón fue detenido el viernes 19 de febrero en Nicaragua.

Con la captura, los dos países le ponen fin a una amplia búsqueda iniciada desde el martes, días cuando se descubrió la masacre. Calderón Silva también estaba circulado por la Organización Internacional de Policía Criminal (Interpol).

Costa Rica se complace con esta captura, reconociendo que por orden constitucional, Nicaragua no puede extraditar a otro país a un nicaragüense requerido por la justicia internacional.

“Existe un ámbito de protección legal constitucional de Nicaragua para las personas nacionales que habiten en su territorio, eso significa que las posibilidades de extradición son muy limitadas, sino imposible, en el sentido de que la extradición de nacionales nicaragüenses no es permitida por la constitución política suya”, explicó Walter Espinoza, director del Organismo de Investigación Judicial (OIJ).

Una posibilidad que manejan las autoridades de Costa Rica, es enviar las pruebas contra el sospechoso en Nicaragua, y sea juzgado en un tribunal nicaragüense.

El nicaragüense es el principal sospechoso de asesinar el domingo, a su amante costarricense Yeimy Jéssica Durán Guerra, de 35 años; al esposo de ella, el estadounidense Dirrk Bounchamp, de 57 años; y a los tres hijos de estos dos últimos: Allison de 12 años; Jack, de ocho años y Shantal de seis años.

Al ataque sobrevivió una niña de 4 años, quien recibió al menos cinco heridas. Salmerón no agredió a otra menor de 7 meses, también hallada por la policía en la casa donde ocurrió la tragedia.