Católicos marchan contra el aborto

Voces multitudinarias católicas exclamaban este domingo  de febrero “sí a la vida, no a la cultura de la muerte”, durante el quinto Desfile por la Vida.

En Managua, miles de católicos se concentraron ayer frente al colegio Teresiano y marcharon hasta la Catedral, con mantas conteniendo mensajes por la vida y con pequeñas cruces en sus manos. La marcha también se celebró de forma simultánea en Masaya y Carazo.

Monseñor Silvio Fonseca, vicario de la Pastoral de Familia de la Arquidiócesis de Managua, quien estuvo al frente de la actividad, denunció que existen presiones en el país para despenalizar el aborto.

“La vida es un don de Dios y debemos estar atentos a protegerla”, explicó.

“La Iglesia en la defensa de la vida se apoya en la palabra de Dios y en el quinto mandamiento: no matarás”, añadió el religioso.

Fonseca señaló que hay organismos que viven en una constante amenaza para promover lo que denomina como una “cultura de muerte”.

“Esa persistencia, esa política antinatalista y proabortista se reviste de muchas maneras, nosotros debemos estar pendientes por leyes y códigos que le puedan abrir las puertas al aborto”, reflexionó monseñor Silvio Fonseca.

María Elda Velásquez, estudiante del Colegio Lincoln, afirmó que la vida debe protegerse desde la concepción. “La vida se cuida desde el momento mismo de la concepción, rechazando cualquier tipo de muerte”, dijo la joven.

EL ZIKA COMO PRETEXTO

El médico Alejandro Pérez Fabri, quien participó en el evento, dijo que solo Dios da y quita la vida.

“Dios desde su soberanía nos da y nos quita la vida, pero como ahora han salido nuevos Herodes que quieren justificar que el virus del zika es causa para interrumpir el embarazo, esto es una causa más, proteger la vida”, aseguró.

Fabri dijo que la vida se debe proteger “desde la concepción hasta el último momento de la muerte, por eso estamos en contra del aborto y la eutanasia”.