Condena de papel y expulsión a jordano

El juez Ernesto Rodríguez, después de condenar a dos años de prisión al jordano Mahmoud Fathi Mohammad Ratrout, de 28 años, por aprovechamiento indebido de telecomunicaciones, ordenó su expulsión del país, con la condición de que él asuma los gastos del viaje.

Además giró oficio a la Dirección de Migración y Extranjería para que le cancelen la residencia en Nicaragua.

Debido a la expulsión, Mohammad no cumplirá los dos años de prisión a los que fue condenado ayer por instalar un telepuerto ilegal en un hotel capitalino, mediante el cual interceptó llamadas internacionales convirtiéndola en locales, afectando económicamente a empresas telefónicas instaladas en el país.

El perjuicio a la empresa Claro es de 34,368 dólares, mientras que Movistar fue afectada con 35,450 dólares, según acusación de la Fiscalía.

La expulsión inmediata la ordenó el juez Tercero Local Penal de Managua, a petición del Ministerio Público. Además le impuso una multa económica de 100 días por cada empresa, equivalente a 4,976 córdobas por cada víctima.

El judicial también ordenó el decomiso de los equipos utilizados para la interceptación de llamadas como módem, router y plantas telefónicas. También informó al procesado que no puede volver a entrar al país.

LOS HECHOS

La fiscal Hazzel Baldelomar refirió en la audiencia que el pasado 7 de enero, a eso de las 2:00 de la tarde, el acusado se presentó al Hotelito, ubicado en el barrio El Riguero, rentó una habitación, por la que pagaba 150 dólares mensuales, e instaló el telepuerto sin autorización de Telcor, ente regulador.

El telepuerto ilegal estuvo en funcionamiento desde el 7 de enero del 2016 hasta el 12 de marzo de este mismo año.