Le mandaba mensajes amenazantes a su esposa con reos liberados

En el primer día de juicio contra Roberto Miguel Corea Hernández (49), acusado de violencia psicológica e intimidación o amenazas en perjuicio de su hija de 13 años y su expareja; pasó a declarar esta última quien dio detalles de cómo el acusado mandaba a su casa a reos liberados para entregarle mensajes de amenaza en papel higiénico.

“Yo le decía que no me anduviera mandando presos porque el no sabía si eran violadores o asesinos y nos ponía en peligro a mis hijos y a mí”, dijo la víctima.

El procesado está purgando una pena de 13 años y medio de prisión por violencia intrafamiliar en perjuicio de su expareja, pero no le importó y desde la cárcel la siguió amenazando, controlando e insultando, por celular y por mensajes de texto enviados en papel higiénico.

“Me mandaba una lista de cosas personales que necesitaba en la cárcel, todas de marca, yo le iba a lavar y planchar a sus hermanas para poder comprarlas y si no las llevaba, me hablaba fuerte al oído reclamando, para que no escucharan los guardas”, dijo la mujer.

Las llamadas eran continuas, preguntando que dónde estaba, con quién , que le pusiera a ladrar al perro, que le comunicara a los niños, para saber si la víctima estaba en la casa. Cuando no le contestaba inmediatamente el celular, empezaba a insultarla, según relato.

“Me decía que estaba con otro querido, que soy mujer caliente y otros insultos más. Igual llamaba a mi hija de 13 años y la insultaba porque ella no lo quería ir a ver al sistema. Mi hija lloraba”, relató la agredida.

Corea fue condenado en septiembre de 2013, desde entonces amenazaba a su expareja, a través de llamadas al celular, mensajes de texto y notas que le envía en papel higiénico, donde la insulta y la amenaza de muerte si no se presenta a las visitas de pareja, según acusó la Fiscalía.

La fiscal Sandra Isabel Dinarte también hizo pasar al estrado a la hija de 13 años, quien confirmó lo relatado por su madre.La causa se ventila en el Juzgado Tercero Especializado en Violencia, ante el juez Edén Aguilar, quien suspendió el juicio a solicitud de la Fiscalía.