Reforestadores retoman exportaciones

Los problemas que enfrentan desde hace varias semanas las empresas forestales de Nicaragua para operar con normalidad comenzaron a resolverse gradualmente, pero será hasta dentro de un mes que desaparezcan por completo.

Así lo anunció el asesor presidencial para asuntos económicos de la presidencia Bayardo Arce al concluir la reunión de seguimiento entre representantes del Gobierno y del Consejo Superior de la Empresa Privada (Cosep).

“Ya pudimos constatar que todo el tema que estaba afectando a los reforestadores, al tema de las exportaciones y a los permisos de resiembra ya comenzaron a ser resueltos y de igual manera se ha estado avanzando en identificar a los grandes sectores de la economía que consumen madera como zona franca, la construcción, exportadores, etcétera para que se les vaya dando una respuestas”, dijo Arce al concluir la reunión de la comisión de seguimiento entre representantes del Cosep y el Gobierno.

Dichos problemas surgieron a mediados de abril, a raíz de una veda establecida por el Gobierno que impedía el corte, aprovechamiento, traslado y comercialización de madera tanto de bosques naturales como de plantaciones forestales, pero que a finales de ese mismo mes fue suspendida para unas dieciséis empresas que manejan plantaciones forestales en el país.

No obstante, Arce aclaró que una “solución integran que llegue hasta el más pequeño puede tomar hasta un mes porque el problema central es que estamos cruzados por una serie de normativas y reglamentos que hay que cambiar y sobre los cuales se está trabajando”, porque son los que hacen burocrático el proceso.

Por su parte el presidente del Cosep, José Adán Aguerri confirmó que las empresas afectadas ya “validaron” que los procesos de exportación que incluyen toda la cadena forestal han comenzado a normalizarse.

“A partir de mañana (el viernes) se van a dar a conocer cuáles son las empresas que están vinculadas al sector madera que empiezan a tener la autorización para nuevamente vender madera”, dijo Aguerri quien considera que esto permitirá que se reactiven todos los sectores que están siendo afectados por la escasez de madera.

Puede leer también: Reforestadores piden marco jurídico