Prisión preventiva a nicaragüense en Costa Rica por secuestro de mexicano

El Juzgado Penal de Alajuela, centro de Costa Rica, amplió a tres meses más la prisión preventiva por el delito de secuestro en perjuicio de un mexicano, a tres hombres de apellidos Pérez (este de origen nicaragüense), Smith y Wallace.

Los sujetos conformaban una banda que contactó al empresario y arquitecto mexicano Óscar Orta Salinas, para viajar a Costa Rica con la supuesta intención de realizar negocios.

Los secuestradores habían pedido 50 mil dólares a la familia del mexicano para liberarlo, mediante comunicaciones hacia México. El OIJ contó con la colaboración de autoridades mexicanas.

Según el Organismo de Investigación Judicial (OIJ), la disputa entre el nicaragüense con los otros dos secuestradores por el cobro de dinero del plagio, dio pie a nuevas investigaciones que ocasionaron el rescate de Ortan y captura de los sospechosos.

“Resulta que entre los mismos secuestradores hay pleito y se encerró a la víctima. Uno de los secuestradores le roba la víctima al que estaba negociando y se llevan al secuestrado para Alajuela. (Desde ese momento) se vuelve a iniciar toda la investigación de parte nuestra para la localización de teléfonos y la ubicación (del secuestrado), y logramos saber que está en El Erizo de Alajuela”, dijo en esa ocasión el entonces director del OIJ, Francisco Segura.

¿CÓMO SUCEDIÓ EL SECUESTRO?

Según se explicó en su momento, al mexicano le ofrecieron un préstamo de 5 millones de dólares a intereses accesibles para desarrollar negocios en su país. Estando en el aeropuerto internacional Juan Santamaría, Alajuela, los sospechosos lo llevaron en un taxi y durante el camino lo amenazaron con armas y le taparon la cabeza. Desde ahí empezó el secuestro.

Ortan fue liberado la noche del 17 de abril 2015 fuera de una residencia en Alajuela, luego de haber sido raptado el 11 de ese mismo mes en el aeropuerto de esa ciudad.

Inicialmente Ortan estuvo secuestrado en la zona de Tres Ríos, en las afueras de San José, y después fue llevado hacia Alajuela donde estaba siendo cuidado por el nicaragüense de apellido Pérez.

La liberación de parte del OIJ ocurrió de noche, cuando capturó al nicaragüense que estaba fuera de la casa con el mexicano. Al día siguiente agentes judiciales capturaron a los dos ticos de apellidos Smith y Wallace.

A los tres el Juzgado Penal de Alajuela les dictó 4 meses de prisión preventiva, los cuales han sido prorrogados. Esta vez la ampliación fue de tres meses de cárcel mientras se discute la causa en juicio.

Los últimos dos detenidos en este caso son los costarricenses de apellidos Delgado Amador y Lazo Romero, mientras caminaban en vía pública. Ellos habían retirado 6 mil dólares como adelanto de la liberación, dinero depositado desde México por familiares de Orta Salina.