NBA rendirá tributo a Kobe Bryant durante juego de estrellas

El número «24» será fundamental para definir al ganador del encuentro.

La NBA dio a conocer la semana pasada que este año implementará un nuevo formato en el juego de las estrellas para rendir tributo a la memoria de Kobe Bryant, el legendario baloncelista que perdió la vida junto a otras siete personas – incluida su hija Gianna- el pasado 26 de enero.

El juego de estrellas de la NBA, se disputará el próximo 16 de febrero.

A través de sus redes sociales oficiales, se ha explicado que los cambios consisten en que ya no se jugará un partido de cuatro parciales de 12 minutos cada uno, sino que los primeros tres sean disputados como un «mini partido» independiente y el último se juegue sin reloj y persiguiendo lo que la liga ha llamado » marcador a lograr».

 

¿Confundido? Ya te explicamos.

La liga ha dispuesto que entre el primer y tercer periodo el marcador inicie 0-0; además en cada uno de esos cuartos se disputen cien mil dólares que serán entregados a organizaciones caritativas basadas en Chicago, localidad donde se desarrollará el evento deportivo.

El Tributo a Kobe

Al despuntar el último cuarto del partido se apagará el crónometro de juego y se establecerá lo que la liga ha denominado «marcador a lograr» ¿Cómo? Sencillo, se sumara el acumulado por cada equipo durante los tres periodos anteriores, el quinteto que tenga más puntos hasta ese momento recibirá otros 24 puntos, esa cifra en honor al número que utilizó Bryant los últimos diez años de su carrera profesional – los primeros diez vistió el número 8- para Los Ángeles Lakers.

Kobe Bryant, durante el último juego de estrellas que disputó como profesional en 2016.

Para ejemplificar lo anterior, si al cierre de los tres periodos jugados la sumatoria de puntos arroja 100 a 95; el «marcador a lograr» serían  124 puntos. Así que el equipo que vaya abajo en el marcador deberá anotar 29 puntos antes que el equipo que lidera enceste 24 puntos.

Desde hace varios años, la NBA ha impulsado medidas para que su juego de estrellas adquiera niveles más competitivos y no sea solo considerado como un partido de exhibición. Entre esos cambios destaca el hecho que desde la edición de 2018 se eliminaron los representantes exclusivos por Conferencia y se nombraron «cápitanes» de equipo, los cuales tienen la potestad de seleccionar a los miembros de sus equipos sin importar si estos sean de su misma Conferencia. Este año las superestrella de Los Lakers LeBron James y  Giannis Antetokounmpo de Milwaukee Bucks comandarán ambos equipos.

El juego de estrellas se disputará el domingo 16 de febrero en la ciudad de Chicago, Estados Unidos.

 

Deja un comentario