Pena máxima para taxista que asesinó a joven estudiante en Chichigalpa

José Martín Ocampo Aburto, de 30 años, deberá descontar en la cárcel 10, 950 días por haber robado y asesinado a Joseling Pineda Romero, de 17 años.

En la sentencia dada a conocer la tarde del lunes, a puerta cerrada, al asesino confeso el juez especializado en Violencia de Chinandega, Ángel  Miranda, condena a José Martín Ocampo Aburto a 30 años de cárcel por asesinato agravado y cinco con seis meses por robo con violencia.

En la resolución condenatoria, la autoridad judicial establece que por disposición constitucional, el sentenciado sólo permanecerá en la prisión 30 años, por ser esa la pena máxima en Nicaragua.

Los 30 años de encierro el taxista asesino deberá cumplirlos en el sistema penitenciario en Chinandega.

En la condena se señala que José Ocampo Aburto  sólo podrá salir de la prisión hasta el 28 de enero del año 2050.

El hombre que cometió el crimen que conmocionó a los nicaragüenses se declaró culpable de ambos delitos (asesinato agravado y robo con violencia), el 28 de enero del año en cursos durante la audiencia preliminar.

Al admitir su culpabilidad, José Ocampo Aburto confesó que le quitó la vida a Joseling Pineda Romero al golpearla en la cabeza varias veces con un maneral de hierro y una piedra.

El móvil del crimen fue el robo de la cartera y el teléfono celular de la víctima.

El cadáver de Josseling Pineda fue abandonado por el asesino confeso en un predio baldío en la comunidad » El Pellizco”, jurisdicción de Chichigalpa, municipio de Chinandega.

El crimen se consumó instantes después de que la víctima (Joseling Pineda) abordó el taxi rojo, vidrios  polarizados, placas  CH 1184 que conducía él sentenciado.

En el primer mes del año 2020 al menos seis mujeres fueron asesinadas en distintas circunstancias en Nicaragua, según organizamos no gubernamentales defensores de los derechos de las mujeres.

Texto de Ernesto García

Deja un comentario