De encargado de la limpieza de la cocina a chef ejecutivo del Holiday Inn

Giovanny Cano es un hombre de pocas palabras y mucha sazón. Asegura que su pasión por la cocina despertó gracias a que su mamá fue cocinera en el hotel Camino Real y él siendo niño sintió ese entusiasmo por preparar alimentos, también tiene hermanos y hermanas que se desempeñaron en esta profesión en el mismo hotel en el que laboró su mamá.

Cano es el chef ejecutivo del Holiday Inn y asegura que él es un ejemplo de que cuando alguien tiene metas determinadas y lucha por alcanzarlas, todo es posible.

Hace 5 meses se convirtió en padre por tercera vez. Sus hijos mayores tienen 13 y 8 años, y afirma que no es fácil combinar su profesión con la paternidad, sin embargo,  asegura que es gracias a que el hotel le permite que los niños lo visiten que logra compartir tiempo con ellos.

“La empresa deja que ellos vengan a estar conmigo, porque paso la mayoría del tiempo aquí, luego en la noche nos vamos para la casa”, señala.

Su hija mayor está interesada en ser chef y al respecto opina que le encantaría, porque es algo que ha surgido por la admiración y el respeto que siente por su trabajo.

El indio viejo está entre sus comidas nicaragüenses favoritas y los espaguetis son sus predilectos de la tradición italiana.

Giovanny Cano. Cortesía Oscar Sánchez.

Su carrera

“A los 18 años vine a trabajar al Hotel Holiday Inn y me contrataron para mantener la cocina totalmente limpia, sin embargo, el chef de ese momento me tomó mucho cariño y me preguntó que si estaba interesado en cocinar y como le dije que sí, me propuso que a la semana siguiente me quedara después de mi salida para enseñarme a trabajar platos de restaurante”, sostiene.

El supervisor también le ayudó y asegura que fue ganándose la confianza de ellos con su trabajo, hasta que lo promovieron como cocinero B, después pasó a ser cocinero A y de ahí dio el salto a  supervisor.

“Una vez como supervisor pasé a ser subchef y como me vieron que desde abajo vine creciendo me dieron la oportunidad de crecer hasta que llegué a convertirme en el chef ejecutivo del hotel”, enfatizó Cano.

Con 18 años de trabajo en el hotel, reconoce que en cocina lo más difícil son las críticas, pero también asegura que es gracias a las críticas que él pudo crecer, pues se desenvuelve en una cocina que definitivamente es grande y exigente.

Desafío

Gracias a su trabajo, el chef Giovanny Cano ha viajado a diversos países y poco a poco pudo ir creciendo en el trayecto de cocinero a chef, además de que ha participado en algunos concursos de cocina.

Hoy en día prepara desde comida nicaragüense hasta platos de la cocina española, peruana, italiana y asiática.

Para él la comida italiana es un poco complicada, porque asevera que tiene muchas salsas bases y es difícil conocerlas todas.

Giovanny Cano. Cortesía Oscar Sánchez.

La comida que más le gusta preparar son las pastas y señala que en cocina cada día se aprende un poco más.

Un día en la cocina del hotel implica para él buscar cómo complacer el paladar de los clientes, pues considera que es un desafío satisfacer el gusto de los comensales.

“Las horas de trabajo de un chef no se cuentan, se disfrutan, es un reto cada día pensar en los movimientos que hay que hacer para el éxito. El trabajo en equipo es importante para poder hacer un trabajo de calidad”, confía.

Por: Letzira Sevilla Bolaños

1 comentario en «De encargado de la limpieza de la cocina a chef ejecutivo del Holiday Inn»

Deja un comentario