Sheynnis Palacios, la reina de la sonrisa de los niños con labio leporino y paladar hendido

Soñadora, mujer de convicción y dueña de un alma generosa, así es Sheynnis Palacios, la joven capitalina que el sábado 15 de febrero se convirtió en Miss Mundo Nicaragua 2020, corona que le permitirá representar al país en Miss World.

Palacios comentó que no podía creer que había ganado el reinado, un título que además de convertirla en reina también la compromete a seguir trabajando por el proyecto que presentó en su faceta de “Belleza con propósito”, el cual es “Sonrisas que enseñan”, en colaboración con Operación Sonrisa Nicaragua.

Lea: Sheynnis Palacios es Miss Mundo Nicaragua 2020

“No creía que había ganado. Dejé la corona en el escritorio con la banda, desperté y seguía sin creerlo. Pasé todo el domingo sin creérmelo, me encanta saber que ahora soy una portavoz de las problemáticas del país, no para erradicarlas completamente sino para crear conciencia sobre todo con mi proyecto con Operación Sonrisa”, señaló.

La beldad es fiel creyente de la necesidad de hablar de educación para formar a jóvenes líderes que aporten de manera positiva al desarrollo del país.

Compromiso social

Su meta con su proyecto social es llegar a un “alcance de 500 nuevos pacientes que puedan tener su tratamiento integral hasta que estén óptimos para tener su cirugía completamente gratis. También tengo la meta de sumar más voluntarios a Operación Sonrisa, como odontólogos, psicólogos, en comunicación, gente para atender a los pacientes y también he pensado en ayudar porque los martes y viernes hay talleres a los que llegan muchas mamás de diferentes comunidades y pasan ahí esperando a sus hijos y lamentablemente no se les brinda comida, así que pienso darles por medio de campañas aunque sea un tiempo de comida para que tengan fuerzas”.

Esta reina es una chica madrugadora. Su día empieza a las 4 o 5 de la mañana, porque estudia comunicación en la Universidad Centroamericana, y todas sus clases son en la mañana. Luego se dedica a su trabajo como Miss, el que asegura es una experiencia enriquecedora desde el momento que inició su preparación.

Palacios comentó que no podía creer que había ganado el reinado. Juan Carlos Tijerino/Diario Libre.digital

“Trato de administrar mi tiempo, tengo una agenda organizada, a veces mis amigos me ayudan a administrar mis redes sociales, otras veces si estoy en clases mi familia va a las tiendas a traer ropa. Soy responsable y comprometida con mis obligaciones y priorizo mis estudios”, apunta.

En esta charla amena con Diario Libre. digital confesó que para Miss Mundo por primera vez hizo dieta, también hacía ejercicios, ya fuera en su casa o en el gimnasio.

En cuanto a los concursos de belleza dice que mucha gente los ve muy superficiales,  porque no ven que la preparación ayuda a ser más íntegro y reconoce que en el caso de Miss Mundo Nicaragua “te ayudan a comprometerte con un proyecto social, además te enseñan a ser organizada y a confiar en tus capacidades”.

Esta reina es una chica madrugadora. Su día empieza a las 4 o 5 de la mañana, porque estudia comunicación en la Universidad Centroamericana. Juan Carlos Tijerino/Diario Libre.digital

No pudo haber quedado en un mejor grupo y considera a todas las candidatas como sus amigas porque la coronona no solo es de ella sino que todas aportaron en su crecimiento personal.

Perfeccionar su inglés y estudiar portugués está en sus elementos a pulir para representar dignamente al país. El acoso y los femicidios están en un lugar privilegiado en su agenda.

En cuanto a si se hará alguna cirugía estética respondió: “soy una mujer de fe y si Dios me mandó al mundo como soy no tengo nada que perfeccionar”.

A nivel profesional, quiere trabajar en producción, anhela ser cámara y especializarse en cinematografía.

Por Letzira Sevilla Bolaños

Deja un comentario