“Los paramilitares nos matan y despojan de la tierra para sembrar marihuana que trafican con Honduras”

Ante el último ataque de colonos al territorio misquito Wangki Twi Tasba Raya, Susana Marley Cunnigham, conocida como “Mama Grande”, denuncia que la inseguridad de las comunidades indígenas ante la presencia de colonos, a los que llamó “paramilitares armados”, que los despojan de sus propiedades los mantiene en un clima de inestabilidad y temor.

“Soy misquita y la situación en nuestras comunidades es de mucha inseguridad, porque los paramilitares han usurpado las tierras comunales y en medio de ellas han establecido sus potreros y en territorios más cercanos han usurpado para sembrar marihuana que trafican con Honduras”, dijo enfáticamente.

Sufren hambre

Asimismo, hizo hincapié en que “la situación es de tensión, de inseguridad, tenemos gente desplazada desde 2010 y 2012, la migración del campo a la ciudad fue creciendo, lo más triste es que ahora no nos permiten sembrar, lo que significa que más adelante vamos a tener más crisis de hambre, en diciembre y enero se prepara el suelo para sembrar frijoles y en su mayoría no han sembrado, porque los paramilitares están en las montañas con armas de guerra y el pueblo solo tiene machetes”.

Según “Mama Grande”, la situación no se limita al ataque ocurrido el 16 de febrero a las cinco de la tarde, en el que una niña recibió un impacto de bala en la mandíbula, cuando supuestos colonos rafaguearon a quienes estaban en el río. Sino que también habla “ por los hermanos secuestrados desde hace tres años, se los llevaron y 6 o 7, aparecieron muertos en las montañas, pero tres de ellos no han aparecido, no los han devuelto y han asesinado a nuestros líderes”.

Autoridades se hacen de la vista gorda

Mama Grande asegura que ni el Ejército ni la Policía han tratado siquiera de mediar en esta situación de despojo y amenaza contra las comunidades indígenas.

En cuanto a los plantíos de marihuana que han sembrado los colonos en las tierras usurpadas, dijo que “la policía sabe muy bien de los siembros de marihuana que tienen los paramilitares que trafican con Honduras, porque para usurpar esas tierras tuvieron que quemar la iglesia, las escuelas, las casas y la gente tuvo que irse a Honduras y ahí están sembrando y traficando y dicen que están ahí por orden de su gobierno, ellos hablan claramente. Todavía hay tierras comunales pero hay mucho temor porque de lejos te cazan”.

“Nosotros hemos venido exigiendo que respeten nuestras vidas, porque estamos en nuestro territorio pero han hecho caso omiso, por eso es que estamos exigiendo que respeten nuestros derechos humanos, porque en la década de los 80 casi nos exterminan”, apuntó.

Acusa a Brooklyn Rivera

La líder misquita aprovechó la oportunidad para decir que el dirigente de Yatama, Brooklyn Rivera, es uno de los responsables de la tragedia que viven, porque estuvo involucrado en el tráfico de tierras en al menos 16 casos, por lo que fue expulsado de la Asamblea Nacional, aunque regresó posteriormente.

“Brooklyn Rivera antes de seguir en política debería responder por esto, por los paramilitares y colonos, porque David Rodríguez estaba registrando las propiedades usurpadas y el doctor Hernán Estrada lo expulsó del registro. Broklyn tiene que arreglar esta situación antes de continuar en la política, porque la sangre que se está derramando es de hermanos misquitos indefensos y él fraguó todo esto en la Asamblea”, continuó.

Texto por Letzira Sevilla Bolaños

Deja un comentario