Consignas y ofensas contra Ernesto Cardenal, la forma en que el gobierno “lamenta” la muerte del poeta

No eran las 3 de la tarde, hora en que se celebraría la misa de cuerpo presente del sacerdote y poeta Ernesto Cardenal, cuando grupos simpatizantes del gobierno, identificados con pañuelos rojinegros, empezaron a apropiarse de las primeras filas de bancas de la catedral de Managua.

Ni la admiración ni el respeto al poeta los llevó a estar ahí, pues en cuanto vieron llegar el féretro empezaron a gritar consignas como “no pudieron ni podrán”, “patria libre o morir” y “queremos la paz”.

Agitaron sus banderas rojinegras y también gritaban a los asistentes vende patria y vendidos. Sin embargo, en el templo la mayoría de personas eran autoconvocados que para contrarrestar la actitud de los rojinegros cantaron el Himno Nacional.

Amigos y familiares acompañaron el feretro del poeta y sacerdotes Ernesto Cardenal. Cortesía Marta Leonor González

Más que un templo, la catedral parecía un campo de batalla en el que todos vociferaban. El féretro llegó hasta el pie del altar principal de catedral en medio de empujones y fue flanqueado por amigos del poeta, entre ellos Gioconda Belli, Julio Valle-Castillo y su asistente, Luz Marina Acosta.

Ante la ola de irrespeto desatada, el nuncio Apostólico Waldemar Stanislaw Sommertag, bajó del altar y pidió que se calmaran los ánimos y se respetara al poeta. Mientras los religiosos que estaban en el templo empezaron a rezar.

En algún momento se habló de cancelar la eucaristía, pero finalmente se dio el ambiente propicio para celebrarla.

“Solo este país lo irrespeta, él es alguien de quien debemos sentirnos orgullosos, no es para que le estén gritando y diciendo barbaridades. Él era un religioso, por eso lo trajimos a catedral, sino lo hubíeramos llevado a Solentiname, en silencio. Yo contaba con la gente que lo ama, esta iglesia no fue mandada a llenar, no voy a decir por quién, pero sabemos por quién”, señaló visiblemente molesta la poeta y pintora Luz Marina Acosta, asistente de Cardenal durante 40 años.

Asimismo, la artista agregó que estaba “defraudada por esta gente, es una vulgaridad, son unos ignorantes, no saben quién es Ernesto Cardenal”.

Acoso a Gioconda Belli

Ante el terrible ambiente de inseguridad, tanto para el féretro que contenía los restos mortales del poeta Cardenal como para los asistentes al oficio religioso, optaron por sacar la caja por un costado de la catedral, sin embargo, ahí estaban las turbas agitadas gritando improperios.

Pese a que el Gobierno de Nicaragua decretó tres día de luto nacional simpatizantes sandinistas irrespetaron la celebración religiosa. Cortesía Marta Leonor González.

Otros que estaban con la espada desenvainada fueron los periodistas oficialistas, quienes acosaron a Gioconda Belli e incluso uno de ellos en actitud prepotente y lejos de la de un profesional, increpó a la escritora diciéndole que traicionó a su patria y se ufanó de ser periodista.

Cabe señalar que en la misa había embajadores y personalidades de la cultura nacional que vivieron junto a los periodistas momentos de tensión y angustia, por los robos y palizas repartidas por los adeptos al gobierno que decretó tres días de duelo nacional por la muerte de Cardenal, pero no pudo respetar la misa de cuerpo presente.

Por Letzira Sevilla Bolaños

Deja un comentario