Salvadoreño asesinó de 23 puñaladas a pastor evangélico nica, por un teléfono celular y una tablet

Será hasta el 16 de febrero del año 2050; que el salvadoreño José Moisés Reyes Turcio podrá salir de la cárcel, por ser el asesino confeso del pastor evangélico Leber Mantilla Ruiz, de 54 años, a quien le quitó la vida de 23 puñaladas.

Así lo establece la sentencia condenatoria que le dictó hoy el juez Sexto Distrito Penal de Audiencia de la capital,

Henry Morales Olivares, quien en la resolución dictaminó 29 años de prisión por asesinato agravado y 6 por robo agravado, para totalizar 35.

Pero por una disposición constitucional José Moisés Reyes, quien es reo confeso, sólo pasará 30 años en la cárcel por ser esa la pena máxima en Nicaragua.

En la sentencia que hoy le fue notificada al reo, el judicial señala como agravantes en la ejecución del crimen la alevosía y el ensañamiento.

«Hay alevosía, porque el autor (José Moisés Reyes) se aseguró de no correr ningún riesgo al cometer el crimen y existe ensañamiento porue hizo sufrir de manera innecesaria a la víctima, al propinarle 23 puñaladas», refiere la sentencia.

El judicial consideró como agravante la confianza que había entre víctima y victimario, porque el condenado de origen salvadoreño trabajaba como docente en el colegio » Rosa de Sarön», propiedad del pastor evangélico.

El cuerpo sin vida de Leber Mantilla Ruiz fue encontrado el domingo 2 de febrero del año en curso, pero se presume que fue asesinado la madrugada el 30 de enero.

De acuerdo con las investigaciones hechas por la Policía Nacional, el móvil del crimen fue el robo de un teléfono celular y una tablet que las autoridades recuperaron en una casa de empeños.

Para ejecutar el crimen, José Moisés Reyes utilizó dos cuchillos; porque cuando se le quebró la hoja de acero del primero tomó el segundo para seguir dando de estocadas a la víctima.

Deja un comentario