Adolescente de 14 años y su asesino andaban asaltando juntos, en Villa Venezuela

La adolescente Mayerli Dayana García Valdivia, asesinada el sábado 7 de marzo en un andén del barrio Villa Venezuela, en Managua, andaba robando junto con su presunto victimario, Eduardo Murillo Pérez, según la acusación que presentó la fiscalía contra éste

La fiscalía acusa al hombre apodado “Gallito”, por homicidio, lesiones graves, robo agravado y portación ilegal de armas.

En el escrito acusatorio que se leyó en el Juzgado Quinto Distrito Penal de Audiencia de Managua; la Fiscalía asegura que los otros tres adolescentes que salieron heridos por perdigones de escopeta también estaban robando a esa hora (11:30 minutos), junto al acusado y la adolescente de 14 años.

De las cuatro personas que aparecen como víctima en la acusación, solo el motocicleta Lenín García Rodríguez no andaba en actividades delictivas, refiere el escrito acusatorio.

Los hechos

En la extensa acusación se narra que la noche del sábado 7 de marzo, Eduardo Murillo, la adolescente de 14 años y otros tres jóvenes menores de edad estaban en una calle de Villa Venezuela «esperando a cualquier persona que pasara para despojarla de sus pertenencias», según el Ministerio Público.

El infortunio llevó a Lenín García a pasar por el sitio donde estaba el grupo de asaltantes juveniles y exactamente en ese lugar detuvo la marcha de su moto para contestar una llamada telefónica, lo que el grupo aprovechó para rodearlo y despojarlo de 1, 200 córdobas y de un teléfono celular.

villa venezuela, managua, crimen,
Emerson Murillo Pérez, señalado como uno de los autores del crimen de una adolescente en Managua. Ernesto García/Diario Libre.digital

La adolecente de 14 años y otro de los menores de edad que aparece como víctima de lesiones graves «de manera conjunta sujetaron del cuello y tiraron al suelo a Lenín García con todo.y su moto», sigue diciendo el escrito acusatorio.

Cuando tenían a Lenín García en el suelo, pasó por el lugar otro motociclista de identidad desconocida, quien los dispersó haciendo un disparo al aire.

El grupo de asaltantes juveniles al escuchar el disparo salió corriendo y en ese momento, sin estar claro el motivo, Eduardo Murillo disparó con una escopeta artesanal en dirección hacia donde iban sus amigos.

Uno de los perdigones de escopeta perforó los pulmones de la adolescente, quien murió de manera instantánea, según el dictamen del Instituto de Medicina Legal, IML.

Por los hechos antes narrados, el juez suplente Cruz Adalberto Zeledón dictó prisión preventiva a Eduardo Murillo y le programó audiencia inicial para el próximo 26 de marzo.

La principal tarea del Ministerio Público será establecer el móvil del asesinato de la jovencita.

Deja un comentario