«Se necesita retirar el olor a neftalina», dice candidata a Secretaría General de la OEA

A menos de dos semanas para las elecciones a la Secretaría General de la Organización de Estados Americanos (OEA), la ecuatoriana María Fernanda Espinoza, declaró a un medio mexicano sentirse «muy optimista».

Sin precisar el número de países que la respaldan, Espinoza comentó al Universal que su capacidad de «construir acuerdos, de usar el diálogo como herramienta principal y evitar la polarización, división y la confrontación…» la convierten en la mejor candidata para ocupar el cargo.»

«… Me beneficia tener una mirada fresca, una mirada de afuera. Se necesita un cambio de dirección, retirar el polvo y el olor a neftalina de esa organización», declaró la ecuatoriana al diario, cuya entrevista la efectuó su corresponsal en Washington, Víctor Snilman.

La fuente destacó que conoce el «escenario», las dificultades y los conflictos existentes en la región.

«Soy una multilateralista, conozco el escenario, las dificultades y los escenarios… Es momento de tener un liderazgo que cicatrice tensiones y polarización. Eso es lo que más se necesita en la OEA en este momento».

La ecuatoriana evitó durante la entrevista referirse a los países que apoyarían su candidatura, pero adelantó «Esto es una elección también muy polarizada, con mucho estrés de por medio».

Las elecciones para la Secretaría General de la OEA será el próximo 20 de marzo. Junto a la excanciller compiten Hugo Zela y el Uruguayo Luis Almagro quien busca reelegirse.

Mientras se llega a ese momento, María Fernanda Espinoza se ha comprometido a no poner delante sus opiniones personales «… Porque las decisiones en un sistema multilateral las toman los Estados miembros».

Sin acusar directamente a Almagro de faltar a la ética, dijo que este en su gestión ha emitido opiniones personales.

«Un secretario tiene que alertar, ofrecer la información, asesorar a los Estados y en el Momento en que tiene una indicación de que vamos a ir por este camino liderar… No se espera de un organismo como la OEA que un secretario o secretaria general este constantemente emitiendo opiniones personales sobre situaciones de gran volatilidad política. La prudencia, reflejando incluso las diferencias entre los Estados, eso es lo que se corresponde a un Secretario General, actuar con responsabilidad, con cuidado, con mesura, con imparcialidad, ser visto como una persona a la cual todos acudirían en una situación complicada y no lo contrario, y no fomentar y profundizar la división, la separación, la falta de diálogo que estamos viviendo ahora en la OEA «, precisó Espinoza, quien en su momento fue presidenta de la Asamblea General de la ONU.

Deja un comentario