Luis Almagro reelegido como Secretario General de la OEA

El uruguayo Luis Almagro ha sido reelecto este viernes para un segundo mandato como Secretario General de la Organización de Estados Americanos (OEA).

Con un total de 23 votos, Almagro superó a la ecuatoriana María Fenanda Espinosa, quien solo obtuvo 10. En la votación participaron 33 de 34 países que conforman el organismo continental, pues Dominica se ausentó.
Ninguno de los candidatos fue presentado por sus países, como es costumbre; se necesitaban al menos 18 votos para hacerse con la victoria.

En su discurso, Almagró agradeció a las naciones que apoyaron su candidatura, asimismo a los candidatos que «hicieron que este fuera un proceso competitivo que obligó a sacar lo mejor de cada uno», sostuvo Almagro en un breve discurso».

Según la prensa extranjera, se tenía previsto que Alamgro consiguiera los 18 votos de la mayoría simple para ser reelecto. Al menos unas 15 naciones expresaron públicamente su apoyo al uruguayo, cuya candidatura fue propuesta por Colombia y respaldada por Estados Unidos.

El retiro de la candidatura de Hugo de Zela, por parte del Gobierno de Perú, despejó el triunfo de Almagro. La candidatura de María Fernanda Espinoza fue propuesta por Antigua y Barbuda y San Vicente y Granadinas, pero no terminó de convencer al resto de países.

Ante la amenaza por la pandemia del coronavirus la asamblea se realizó sin la presencia de la prensa y varios representates portaban guantes y mascarillas, y se redistribuyeron la disposición de las mesas para que los embajadores guardaran distancia de metro y medio. El miércoles, México y 13 países caribeños habían solicitado reprogramar la sesión debido al brote del COVID-19, pero el organismo afirmó que seguía las recomendaciones del Centro de Prevención y Enfermedades (CDC por sus siglas en Inglés) de Estados Unidos.

“Se necesita retirar el olor a neftalina”, dice candidata a Secretaría General de la OEA

Con Luis Almagro a la cabeza de la OEA, el organismo ha impulsado por el relevo democrático en Venezuea, sin embargo en Nicaragua ha sido objeto de críticas, por no tener la misma intensidad contra el Gobierno de Daniel Ortega y Rosario Murillo.

Deja un comentario