Denuncia de ciudadana sospechosa de Covid 19 saca de la cama a vicepresidenta

Después que un video circulara en las redes sociales, en cual una mujer denunciaba que había sido retenida por 24 horas como sospechosa de coronavirus en un hospital capitalino, Rosario Murillo reaccionó la madrugada de este domingo.

“En uno de los centros hospitalarios del país tenemos un caso sospechoso que está asintomática, pero que estuvo vinculada y asociada al caso número dos, que reportamos. La persona decidió abandonar el aislamiento con su familia el hospital en este momento le está dando de alta”, señaló.

En el video que se volvió viral, la ciudadana, dijo que la tuvieron 24 horas sin comer en el Hospital Alemán Nicaragüense y sin darle los resultados de su prueba de Covid-19, por ser trabajadora del segundo caso positivo del país. También dijo que la policía se llevó a sus familiares.

Según la ciudadana ingresaron a 4 personas como sospechosas por haber estado en el círculo de contacto con el caso número dos y aseguró que entre ellos hay dos cubanos.

“Queremos nosotros ratificar que como gobierno es ultimar todas las medidas, y sí tenemos una persona que es sospechosa, que no tiene síntomas pero que estuvo vinculada al caso dos, nuestro deber es que permanezca en aislamiento mientras se da la evolución y los resultados de la prueba. Ella y su familia tomaron la decisión de salir del aislamiento, que para nosotros es una medida protectora puesto que es un caso sospechoso sin confirmación todavía. Firmó su ..liberando de responsabilidad al Ministerio de Salud”, aseguró Murillo.

Murillo no desmintió ninguno de estos dos graves señalamientos, sino que se limitó a trasladar la responsabilidad a la mujer por arriesgar a otros a la propagación del virus, de ser positivo su resultado.

La mujer quien se identificó como trabajadora del segundo caso positivo de coronavirus dijo que en el hospital las condiciones son pésimas y que ni siquiera le dieron de comer ni le informaron sobre su condición médica.

La mujer denunció que su jefe regresó de Colombia el 12 de marzo y que llegó al salón de belleza el 13 en horas de la tarde y que se le veía enfermo, también acusó que volvió a llegar el 14 y el 16 de marzo, con lo cual evidencia que no regresó al país el 16, como dijo Murillo al confirmar el caso.

Asimismo, la denunciante dijo que su jefe no les permitió usar ni mascarillas ni guantes, para evitar que las clientes del salón pensaran que estaban contaminados . También señaló que junto al Minsa y tres estilistas más tuvieron que desinfectar el lugar.

La mujer dijo que su hermana y otra persona más llegaron a traerla, porque ella se tiró una barda, y que deseaba irse al Vivian Pellas para que le hicieran el examen, pero afuera había policías y finalmente dijo: “se fueron los policías, se llevaron a mi hermana y a Cadir».

Murillo tampoco desmintió el estado del paciente del segundo caso quien la mujer afimirmó está crítico, aunque la información oficial es que los dos positivos están estables.

La mujer aseguró: “ahorita está en estado crítico, él ya está entubado desde hace horas, él ya no responde, su hígado y riñón ya están colapsando».

Después de la denuncia, el personal de salud del Hospital Alemán Nicaragüense le dio el alta a la mujer y le pidió que procurara el aislamiento social para evitar la propagación del virus.

Deja un comentario