Coronavirus en Nicaragua pone en peligro más de 100 mil puestos de trabajo en zonas francas

Por Voz de

El empleo de más de 100 mil trabajadores de la zona franca en Nicaragua está severamente amenazado a medida que la pandemia del coronavirus se propaga por el mundo y afecta al principal socio comercial de estas empresas, Estados Unidos.

El director ejecutivo de la Asociación Nicaragüense de la Industria Textil y Confección, Dean García, explicó a la Voz de América que el problema de las empresas en la zona franca de Nicaragua es que Estados Unidos, como principal destino del 80 por ciento de su producción, ha dejado de comprar y se desconoce cuándo podría reactivarse la demanda de ese país lo que pone en jaque las operaciones de las maquilas.

“En el mes de marzo esto llego a su etapa crítica, porque la mayor parte de las tiendas a las que nosotros les vendemos y mayoristas cerraron operaciones y suspendieron labores por efecto de prevenir focos de infección y porque tenían personal afectado”, dijo el empresario.

La zonas francas o maquilas son una alternativa de trabajo para la población más pobre del país. El sector firmó un acuerdo con el gobierno y los sindicatos para mantener el empleo por un mes, aunque García reconoce que las perdidas laborales son inevitables.

“Indudablemente va a haber una afectación real en el empleo, todavía no tenemos los cálculos, los vamos a tener en mayo que regresemos y empecemos a cuantificar cuánto es el porcentaje de órdenes de trabajo que están perdidas y ya no se van a poder recuperar. Las tiendas se quedaron con gran cantidad de productos, porque la gente ahorita [en este momento] en Estados Unidos no está comprando ropa, sino comida y medicina”, aseguró.

En el marco del acuerdo, el Gobierno autorizó que estas empresas puedan otorgar permisos laborales con goce parcial de salarios, anticipar a cuenta de vacaciones, reducir jornadas de trabajo, realizar actividades laborales a distancia o teletrabajo y realizar suspensiones temporales de contratos.

Hasta febrero del año pasado, el sector de zona franca empleaba a 123,853 personas en 187 empresas, lo que indica que si estas empresas cierran el impacto en la economía será severo.

Por su parte, el economista, Luis Murillo explicó que son tres los principales sectores afectados por la pandemia del COVID-19. “El sector de zonas francas, el sector de comercio y el sector de turismo, que son los que trabajan con aglomeración de personas, esto puede generar un problema mayor de niveles del desempleo, contracción del consumo y caída en la tasa de crecimiento económico”, indicó Murillo.

Aunque es difícil hacer una proyección exacta ante la falta de datos oficiales, el economista Murillo cree que el desempleo abierto en Nicaragua podría rondar el 13% de la población, mientras el subempleo entre el 40 y el 45%.

Deja un comentario