Sacerdotes desacatan a la Iglesia Católica y exponen a fieles al coronavirus

Aunque el Papa Francisco y la Conferencia Episcopal de Nicaragua orientaron limitar la presencia de fieles en los templos católicos para evitar la propagación del coronavirus durante las actividades de Semana Santa, varios sacerdotes no acataron las instrucciones y este Viernes Santos llevaron a cabo las tradicionales procesiones como el viacrucis y el Santo Entierro.

En León, la parroquia de San Juan Bautista, en el pueblo indígena de Sutiava, expuso a los fieles, pese a las recomendaciones del Conferencia Espiscopal a evitar la aglomeración de personas, durante el oficio de las 7 Palabras y posteriormente a una procesión multitudinaria a como se constantó en las redes sociales.

Ante las críticas por parte de usuarios de las redes sociales que calificaron lo ocurrido como irresponsable, la parroquia emitió un comunicado a través de su cuenta de Facebook en la que pedía disculpas.

“La parroquia de San Juan Bautista, en el pueblo de Sutiava, León, comunica a toda la población en general que la procesión del día de ayer, Viernes Santo, del santo entierro, se realizó únicamente alrededor de la manzana de nuestra parroquia. Cuando en años normales ha sido un cortejo procesional de más de 6 horas de recorrido. Lamentamos que a pesar de las orientaciones que se dieron de tomar distancias para evitar amenaza de contagio con el COVID-19, la feligresía no guardó dichas recomendaciones”, reza el comunicado.

En León se llevó a cabo una actifidad multitudinaria. Cortesía

“De parte nuestra, pedimos disculpas ante esta posible exposición al peligro. Esta actividad religiosa de piedad popular se salió de control, al constatar la cantidad de personas que se hicieron presentes. Imploramos al Señor por intercesión de su Madre Santísima escuche las plegarias y súplicas de su pueblo, y nos libre de todo peligro”, concluye el comunicado del padre Rodrigo Urbina Vivas.

Cura Falso

Otros caso de desobediencia se registró en Masaya, en el municipio de Nindirí, el párroco Jesús Silva realizó el oficio de las 7 palabras ante un templo abarrotado de creyentes, quienes expusieron que el clérigo se molesto porque lo asistentes grababan el acto religioso.

En el municipio caraceño de El Rosario se llevó a cabo el Víacrucis penitencial en la que asistieron varios feligreses. La actividad religiosa inició cerca de las 9 de la mañana y salió de la Parroquia Nuestra Señora del Rosario.

Mientras en Managua una fotografía  de un viacrucis causó controversia, porque según los usuarios el sacerdote que la encabezaba era falto.

Ante el avance del coronavirus a  nivel mundial, la Santa Sede y la Iglesia de Nicaragua han llamado a seguir las recomendaciones de los expertos para evitar una mayor propagación del coronavirus.

Deja un comentario