UNAB tilda de criminal la ausencia de Daniel Ortega para enfrentar el Covid-19

El pasado 12 marzo fue la última vez que se vio en público al presidente Daniel Ortega cuando participaba de una reunión virtual con los jefes de estado que conforman el Sistema de Integración Centroamericana (SICA) y República Dominicana. 31 días han pasado sin que el líder sandinista comparezca ante la población para informar sobre la situación actual del coronavirus y las medidas que su administración tomará ante la propagación masiva del virus.

En 2014 Ortega también se ausentó por varios días, lo que provocó rumores sobre su estado de salud, pero en esa ocasión reapareció en el Aeropuerto para darle la bienvenida al Cardenal Leopoldo Brenes.

daniel ortega, rosario murillo, coronavirus,
Proganda oficial con las imágenes de Rosario Murillo y Daniel Ortega. Fotografía VOA.

En medio de la crisis causada por la pandemia del coronavirus. Mientras el resto de presidentes de Centroamérica encabezan la lucha contra el coronavirus, Ortega ha delegados todas sus funciones en su esposa y vicepresidenta, Rosario Murillo, quien en alocuciones diarias a los medios oficialistas emite pronunciamientos con retórica religiosa sin detallar el número de pruebas que a diario realiza el Ministerio de Salud. Las estrategias de Ortega y su posterior aislamiento de la vida pública ya ha llegado a medios prestigiosos como The New York Times y The Guardian.

La organización opositora Unidad Nacional Azul y Blanco (UNAB) califica como la ausencia de Ortega como criminal e irresponsable por no dar la cara frente al coronavirus.

Nicaragüense embarazada que ingresó a Costa Rica no tiene Covid-19

“Para la UNAB, esta ausencia por más de 30 días, de Ortega, en medio de la situación en que estamos, es una irresponsabilidad criminal que va a ser catalogada en su momento como un genocidio virósico, como lo ha denominado nuestro Papa Francisco”, señaló Violeta Granera, miembro del Consejo Político de la UNAB.
Para Granera es “absolutamente inadmisible que pretenda la dictadura estar manejando la situación a través del teléfono, es absolutamente de una irresponsabilidad inaudita que Ortega no haya dado la cara, para decir qué es lo que va a hacer el Estado de Nicaragua y qué es lo que no va a hacer, porque está haciendo cosas muy inadecuadas y peligrosas, para asumir la responsabilidad que tiene, que además es constitucional para tomar todas las medidas para proteger al pueblo de Nicaragua en medio de la pandemia”.

La opositora restó importancia a los rumores que circulan en redes sociales entorno a la usencia de Ortega y su estado de salud.

“De lo que debemos estar claros y no olvidar es que este hombre ha sido un irresponsable que ha volteado a ver al pueblo de Nicaragua para matarlo violarnos nuestros derechos”, enfatizó Grandera.

Para Alexa Zamora, también miembro del Consejo Político de la UNAB, las acciones del Gobierno son inauditas de cara a la situación que el país está enfrentando contra la pandemia del coronavirus, en el cual el presidente no no da la “cara” para dar orientaciones.

daniel ortega, rosario murillo, coronavirus,
Daniel Ortega y Rosario Murillo en un actividad partidaria. Imagen de archivo de VOA.

La gestión del régimen de Ortega frente al Covid-19 está en el ojo del huracán

“Actualmente, pareciera que somos un país acéfalo en el cual el Ejecutivo, que es el que debería estar al frente de los protocolos a implementar en cuanto a una potencial crisis sanitaria, ha desaparecido, no hay noticias oficiales de dónde está, qué está haciendo. Por otro lado, hay una vicepresidenta que cree que se puede dirigir el país desde el teléfono, desde un comunicado leído todos los días en los canales oficiales, en los cuales se da información completamente manipulada y tergiversada, que pone en riesgo la salud de todos los nicaragüenses”, prosiguió Zamora.

Zamora manifestó que “no hay noción real de los pasos que el Estado debería estar tomando de manera responsable ante el potencial contagio de los nicas, pues se están dando orientaciones contradictorias a las de las organizaciones de salud, mientras Ortega se atrinchera en su búnker personal”.

libertad, nicaragua, daniel ortega,
Daniel Ortega. Fotografía Voz de América.

La gestión de Ortega ha estado en el centro de la críticas por no asumir acciones más beligerantes como el cierre de frontera, el distanciamiento social o la cuarentena, en un informe que público el SICA, Nicaragua fue la nación que no asumió las recomendaciones para evitar la propagación del coronavirus, en cambio, antes y durante la Semana Santa llamó a la población a participar en actividades masivas como maratones, concursos de belleza e incluso organizó actividades religiosas que la Iglesia Católica había suspendido para evitar el contagio del COVID-19.

El Ministerio de Salud tampoco brinda mucho información sobre el estado del coronavirus en el país, que continúa siendo el más bajo de la región, pese a no tomar acciones más fuertes mientras que las naciones vecinas registra aumento de contagiados.

El Banco Interamericano de Desarrollo entregó al estado de Nicaragua las 26 mil pruebas para detectar el virus, pero las autoridades siguen sin brindar más detalles.

Deja un comentario