Monseñor Silvio Báez: mi fidelidad a la Iglesia y mi amor por el pueblo de Nicaragua han aumentado”

El obispo auxiliar de Managua, Silvio José Báez, concedió una entrevista al semanario católico español Alfa y Omega, en la que aseguró que aunque Daniel Ortega ha cerrado toda salida democrática en el país, él confía en que se puede construir una “nueva Nicaragua”.

Báez afirma que esa nueva patria debe hacerse sin autoritarismo ni intereses particulares y mediante una “vía pacífica no violenta”.

Por otro lado, compartió que “lo más difícil en estos meses fuera de Nicaragua ha sido no estar físicamente al lado del pueblo. He echado de menos escuchar a la gente, poder abrazar a las personas, dando consuelo y esperanza, predicar el Evangelio y celebrar la fe con los fieles”.

También manifestó que su ministerio como obispo ha adquirido una nueva modalidad, que se ejerce a través de los medios de comunicación y las redes sociales y, sobre todo, por medio del cariño pastoral y la oración, “que crean una extraordinaria comunión entre los creyentes, superando distancias y tiempos”.

El Papa Francisco lo ha tratado con afecto

Además, Monseñor Báez asegura que su ministerio episcopal ha madurado mucho en este tiempo, a través del dinamismo espiritual que imprime la fe, la obediencia y la comunión apostólica.

También compartió que en este año fuera sus horizontes pastorales se han ampliado y que todo lo que ha vivido lo ha afianzado en su vocación y en su estilo pastoral, “mi fidelidad a la Iglesia y mi amor por el pueblo de Nicaragua han aumentado”.

Monseñor Báez asegura que ha recibido afecto del Papa Francisco y dijo: “me he entrevistado con él tres veces en privado y hemos hablado en un ambiente muy hermoso de calidez y cercanía fraterna. Ha ido discerniendo conmigo, haciéndome partícipe activo del discernimiento. Por el momento, dadas las condiciones del país, el Papa me ha recomendado que es prudente esperar un tiempo todavía para un eventual retorno a Nicaragua. En este tiempo he aprendido a vivir sin prisas y sin inquietud, con infinita confianza en Dios.”

Deja un comentario