Mascarillas, el arma de los nicaragüenses contra el coronavirus

Por Voz de América

Un mes antes que se detectara el primer caso de coronavirus en Nicaragua, las mascarillas al igual que los desinfectantes escasearon en las farmacias del país, y como resultado los costos se elevaron casi un 50 por ciento.

La caja de mascarillas pasó abruptamente de 20 dólares a costar 50 dólares. Para un país donde muchos viven en la pobreza y la extrema pobreza, ese precio es casi inaccesible cuando dispone de cuatro dólares al día.

Así lo contó a la Voz de América María del Carmen Membreño, una pensionada de 67 años, que no tuvo otra alternativa que comenzar a fabricar ella misma las mascarillas caseras para escapar del coronavirus.

“Este proyecto fue una idea de mi hija. Lo empezamos para proteger a la familia porque somos un poquito grande, pero con el transcurso del tiempo decidimos trabajar un poco más para ayudar a los que no tienen los medios para comprar cubrebocas”, dijo Membreño a la VOA.

Ahora pasa el día frente a su máquina de coser elaborando unas 200 mascarillas en cada jornada. Como muchos nicaragüenses, ha emprendido la iniciativa en medio del temor por la pandemia que ha remecido a la región y al mundo.

Acciones como esta de parte de los ciudadanos, se repiten pese a que el gobierno de Daniel Ortega ha restado importancia al muchas veces letal virus, según valoran epidemiólogos del país centroamericano.

…Y de paso una «fuente de ingresos»

La jornada de Membreño comienza a las 8:00 a.m., aproximadamente. Se levanta, desayuna, y luego mueve a la antesala una vieja máquina de coser, con la que fabrica unas 1.800 mascarillas a la semana.

Las vende, -cuenta-, a precio mucho menor de las de uso quirúrgico que tiene el mercado local.

“El producto ha tenido bastante aceptación (…) la fuente de ingresos es para ayudarnos, porque aquí prácticamente mi hija es la única que trabaja”, añade la señora, que recibe una pensión equivalente a unos 70 dólares mensuales.

“Con estos ingresos me ayudo con el pago de la luz, agua y otros servicios”, agrega.

nicaragua, coronavirus, covid-19,
Un familiar vende en la calle las mascarillas confeccionadas por María del Carmen Membreño. Fotografía VOA. 

Algunas empresas que se dedicaban a la confección en Nicaragua también valoran como alternativa la elaboración de mascarillas, ante la suspensión temporal de la producción de ropa por la emergencia de la COVID-19.

De acuerdo con el director ejecutivo de la Asociación Nicaragüense de la Industria Textil y Confección (Anitex), Dean García, al menos cuatro empresas iniciarán la próxima semana con el proceso de producción de mascarillas en el país.

De esta forma se paliaría el impacto que ha tenido en los empleos el cierre de algunas empresas de forma temporal.

Hasta este 21 de abril, cifras oficiales de Nicaragua indican de al menos 10 casos de coronavirus y dos fallecidos.

Deja un comentario