El Salvador: nuevas tensiones entre Bukele y Parlamento en medio de pandemia

Por Deutsche Welle

Los enfrentamientos en El Salvador entre el Ejecutivo de Nayib Bukele y el Parlamento se profundizaron este viernes (24.04.2020) tras la publicación de un pronunciamiento de rechazo de la Asamblea Legislativa al mandatario, luego que la oposición le señalara de interrumpir –con un tuit- una sesión plenaria en la que intentaban superar vetos presidenciales hechos a iniciativas de congresistas.

El Parlamento salvadoreño calificó de «irresponsables” los mensajes publicados por Bukele en las redes sociales y rechazó «la conducta del presidente de la República, que sistemáticamente viene atentando contra la independencia” de la Asamblea Legislativa y de la Corte Suprema de Justicia.

La plenaria interrumpida desde Twitter

La noche del jueves, las bancadas opositoras del ultraizquierdista Frente Farabundo Martí para la Liberación Nacional (FMLN) y la ultraderechista Alianza Republicana Nacionalista (ARENA) se disponían a superar un veto presidencial a una iniciativa parlamentaria que buscaba facilitar el retorno de unos 4.500 salvadoreños varados en el extranjero en el marco de la pandemia del COVID-19.

Sin embargo, Bukele publicó un mensaje en Twitter en el que «recomendaba” el cierre de la plenaria porque -según escribió- un equipo de contención epidemiológica detectó una «significativa sospecha de COVID-19 en el salón azul de la Asamblea Legislativa». La publicación hizo que la sesión llegara a un final abrupto justo cuando los parlamentarios se disponían a votar para superar el veto, aunque los partidos de oposición sí lograron -antes del cierre- superar otro veto a una iniciativa que brindaba beneficios al personal sanitario que lucha contra la pandemia.

Las fracciones legislativas de oposición rechazaron el mensaje de Bukele, que se dio tras la divulgación de un vídeo en las redes sociales de una diputada del FMLN tosiendo en varias ocasiones. Se trata de Yanci Urbina quien, a pesar de que el tuit del presidente no hacía referencia directa a ella, se mostró agraviada este viernes durante una nueva sesión del pleno legislativo. «Rechazo categóricamente el atentado a mi dignidad y mi integridad (…) también rechazo y condeno el atentado a esta Asamblea Legislativa», dijo la diputada. Carlos Ruiz, también del FMLN, calificó el mensaje de Bukele como una «conducta criminal».

A la condena se sumó el partido opositor con más legisladores -ARENA- y uno de sus miembros, René Portillo Cuadra, aseguró que este fue un intento de «golpe de Estado». «Lo que cambió es que el 9 de febrero ingresó la Fuerza Armada y la Policía de manera abrupta y violenta por orden del presidente de la República. Ayer utilizó el miedo, utilizó a otros diputados para tratar de desestabilizar este órgano de Estado», subrayó.

Diputados de los minoritarios Partido de Concertación Nacional (PCN) y Partido Demócrata Cristiano (PDC) también criticaron al mandatario salvadoreño, mientras que la oficialista Gran Alianza por la Unidad Nacional (GANA) intentó bajar el nivel de la discusión.

Los tuits que no bajan de tono

Antes del comienzo de la sesión plenaria de este viernes, convocada la noche del jueves, el presidente salvadoreño envió una unidad móvil de pruebas de COVID-19 para que los diputados pudieran someterse al test. No obstante, solamente unos pocos congresistas oficialistas hicieron uso del equipo.

«La mayoría de diputados se han declarado ‘sanos’ por decreto legislativo. Gracias a Dios no están a cargo de la pandemia. Seríamos el país con más muertes per cápita del mundo por COVID-19», publicó Bukele mientras se desarrollaba la sesión del Congreso.

Este es un nuevo episodio en la escabrosa relación que el Ejecutivo y el Legislativo mantienen, especialmente desde febrero pasado, cuando el presidente ingresó con militares y policías armados como medida de «presión» para obtener fondos para la seguridad.

ama (efe, afp, El Diario de Hoy, Diario CoLatino, Diario El Mundo, El Noticiero)

Deja un comentario