Ortega descarta cuarentena y revela que se ha dado seguimiento a un centenar de sospechosos

El mandatario nicaragüense Daniel Ortega, dejó claro la noche de este jueves que el país seguirá funcionando con normalidad pese al fallecimiento de al menos cuatro personas a causa del Covid-19.

Ortega además reveló que desde el 18 de marzo, fecha en que se oficializó el primer caso de coronavirus en el país hasta hoy 30 de abril, las autoridades sanitarias han dado seguimiento a  162 personas consideradas sospechosas de portar el virus.

El seguimiento a este centenar de personas es un nuevo dato que permite tener una idea de la propagación del virus, dado que hasta la fecha, las autoridades del Ministerio de Salud se han centrado en asegurar que no hay casos de transmisión comunitaria y que los pacientes activos son tres.

«El 18 de marzo se reportó el primer caso (de covid), al día de hoy se ha encontrado el virus en 14 personas, y se le ha dado seguimiento a 162 personas», señaló Ortega.

coronavirus, nicaragua, minsa
Ortega insistió en que si se impone cuarentena el pueblo moriría de hambre. Fotografía archivo.

Pese a ello y aunque la pandemia estaría aproximándose al posible pico más alto de contagios Ortega dejó claro que no se tomará ninguna de las medidas que la Organización Mundial de la Salud y expertos han aconsejado, tal como el distanciamiento social o la suspensión de clases presenciales.

Letanía divagante

El discurso de Ortega duró 1:36 minutos  y estuvo marcado por una serie de imprecisiones.

Se refiero a las virtudes de su abuelo, recordó la muerte de Tomás Borge, uno de los fundadores del Frente Sandinista de Liberación Nacional, fallecido hace 8 años, y culpó al «capitalismo salvaje» de las desgracias del mundo.

Además de su esposa y vicepresidenta, Rosario Murillo, Daniel Ortega estuvo acompañado de su hijo Laureano Ortega y de otros miembros de su gabinete; entre ellos la titular de Salud Martha Reyes y el secretario general de esta dependencia Carlos Sáenz. Ninguno de ellos utilizó mascarillas protectoras.

En otro momento de su intervención, Ortega señaló que hay desempleo, pero culpa de esto a la automatización especialmente en la industria.

Resaltó que hay empresas donde ya están los robots y una persona o dos personas nada más, cuidando de que el robot funcione a la perfección. “Y desaparecieron ya los trabajadores de esa empresa, por eso es que ha crecido tanto el empleo informal, son trabajadores”.

Nuevamente, Ortega insistió en que si se impone cuarentena el pueblo moriría de hambre justificando así el muchos trabajadores de la salud, policía y transporte sigan trabajando

Este planteamiento carece de base, porque en ningún país del mundo han mandado a su casa a los trabajadores de los sectores que el mencionó, sino al resto de la población para evitar el contagio masivo por coronavirus.

Además de su esposa y vicepresidenta, Rosario Murillo, Daniel Ortega estuvo acompañado de su hijo Laureano Ortega y de otros miembros de su gabinete. Fotografía El 19 Digital.

“A seguir trabajando, queridos hermanos nicaragüenses”, dijo Ortega, quien además mencionó algunas de las medidas que el gobierno está impulsando desde hace algunos días para combatir el virus, tal como la jornada de desinfección que están implementando en mercados, escuelas y unidades de transporte público y taxis.

La proyección de FUNIDES

Por otro lado, la Fundación Nicaragüense para el Desarrollo Económico y Social FUNIDES, alertó  ayer en su primer Informe de Coyuntura que si el gobierno no toma medidas beligerante para frenar el avance del virus,  entre mayo y junio podría enfrentarse un escenario dantesco.

coronavirus, nicaragua, gobierno nicaragua,
, Ortega señaló que hay desempleo, pero culpa de esto a la automatización especialmente en la industria. Fotografía VOA.

En su informe el centro de pensamiento considera tres escenarios para la salud pública en Nicaragua. En todos ellos se hizo una proyección tras transcurrir 90 días desde la oficialización del primer caso.

El peor de los escenarios proyecta que si el gobierno mantiene sus políticas relajadas ante el Covid-19 para mediados de mayo habrían al menos 2,730 contagiados, dicho número que se incrementaría radicalmente a junio en donde la cifra podría alcanzar 119,703 infectados y 650 víctimas.

Por el contrario en el segundo escenario se explica que si el gobierno de Ortega empieza a tomar medidas más estrictas a partir de mayo, las posibilidades del riesgo a contagios se reduce 20%, al proyectarse en mayo 1,404 contagios y para junio 21,241; con 147 víctimas.

Un tercer escenario, el más positivo platea que con acciones más firmes los contagios en mayo podrían ser 331, elevándose a junio a 2,102 casos positivos y un número de 24 fallecidos.

Deja un comentario